La corporación municipal de Dénia aprobará este jueves una declaración institucional que han pactado los partidos en la que condenarán las manifestaciones xenófobas que se produjeron en un partido de la Escuela Municipal de Fútbol de Dénia, contra uno de los jugadores dianenses.

En ese partido, uno de los jugadores del infantil del rival, hizo comentarios xenófobos contra uno de los jugadores del Dénia. Este al concluir el partido se echó a llorar y contó lo que había pasado, y recibió el apoyo de familiares y del personal del equipo. No así del árbitro que no recogió nada de lo sucedido en el acta.

Ante esto, el Ayuntamiento en esta declaración considera estos hechos como «lamentables» y asegura que se vieron «agravados por la pasividad del árbitro y del entrenador» del conjunto rival, que no «sancionaron el comportamiento del que fueron testigos público y jugadores» en ese partido de categoría infantil.