Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfara no quiere convertirse en ciudad de estudiantes

La construcción de cuatro nuevas residencias y el aumento de alquileres en el centro a elevados precios destinados a la población universitaria lleva al vecindario a buscar vivienda fuera del pueblo

Alfara no quiere convertirse en ciudad de estudiantes

Alfara no quiere convertirse en ciudad de estudiantes

El municipio de Alfara del Patriarca cuenta con una población censada en 2020 de 3.282 habitantes. Sin embargo, en su término municipal alberga una universidad, la Cardenal Herrera CEU, donde en el curso 2019-20 pasado se matricularon 8.973 estudiantes, de los cuales 2.355 son extranjeros, el 51% procedente de Italia. Un «goliat» que atrae a las inmobiliarias ante la gran demanda de vivienda y que ha impulsado la construcción de residencias universitarias, no solo en torno al complejo docente, sino también en el centro urbano. Actualmente hay dos ya en marcha -una de ellas ya se inaugurará para el próximo curso-, de unas 30 viviendas cada una, y hay previstas la construcción de otras dos en los dos próximos años, qoe ofrecerán en total unas 400 plazas , que se suman a las tres residencias ya existentes.

La especulación inmobiliaria de propietarios particulares para «enganchar» a estos estudiantes de la universidad privada no se mantiene al margen de este fenómeno; solo hace falta echar un vistazo a las páginas web de las inmobiliarias locales para ver los precios hinchados de los alquileres de viviendas de una o dos habitaciones máximo, con un precio medio de entre 9-10 euros por metro cuadrado, que realmente espanta a las personas nativas de Alfara hacia otras localidades donde encuentran mayor oferta de pisos y mucho más asequible al bolsillo.

Ante la preocupación de convertirse en ciudad de estudiantes, ha surgido un movimiento vecinal en las redes sociales que, bajo el lema «Recuperem Alfara», está recogiendo las inquietudes del vecindario y posibles soluciones. «El objetivo de coordinarnos y movilizarnos para lograr una planificación urbanística respetuosa con la convivencia vecinal y que vele por la permanencia en Alfara de las generaciones futuras», indican.

Según este movimiento, la proliferación de residencias para estudiantes en el núcleo urbano «hace imposible que las familias o jóvenes del municipio puedan optar a una vivienda, ya sea mediante alquiler o adquisición, además de suponer un impacto visual que rompe con la estética del municipio y lo desestructura». Por eso, aunque según dicho movimiento, aunque la falta de planificación urbanística desde que la universidad Cardenal Herrera CEU se implantó en Alfara ha sido la tónica habitual, «ahora pensamos que la situación se está descontrolando hasta el punto de que el futuro del pueblo está en peligro de muerte a medio y largo plazo». En ese sentido, este movimiento pretende hacer llegar esas inquietudes y posibles soluciones al ayuntamiento.

Sin embargo, esta problemática no es algo nuevo para el consistorio que ahora gobierna la socialista Marisa Almodóvar. Ya, con el fallecido Llorenç Rodado de alcalde, la institución mantuvo reuniones tanto con la empresa pública de vivienda EVHA , como con entidades privadas y cooperativas para promover la construcción de pisos de alquiler social o viviendas asequibles en unos solares municipales. «Pero no se llegó a ningún acuerdo por la baja rentabilidad», explica la alcaldesa, quien recuerda que «salvo casos puntuales» el alumnado ha mantenido una actitud cívica y que su presencia también contribuye a mejorar la economía local.

Dos de las residencias de estudiantes procedentes de la Universidad CardenalHerrera CEU con las que cuenta Alfara del Patriarca en su núcleo urbano .

Compartir el artículo

stats