Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los agricultores jubilados custodian el paisaje de viñedos de la Marina Alta

El tradición vitivinícola de la comarca incluye un patrimonio de la humanidad, el de la piedra en seco, y arquitecturas singulares como el riurau

Los agricultores jubilados custodian el paisaje de viñedos de la Marina Alta

Más voluntarismo que profesionalización. Basta con darse una vuelta estos días, los de la poda de las viñas, por la Vall de Pop o las terrazas de cultivo de Teulada y el Poble Nou de Benitatxell para comprobar que el singular paisaje de viñedos de la Marina Alta está en manos sabias y veteranas. La mayoría de los agricultores que estos días podan las cepas son vecinos jubilados. «Estos bancales son de la familia de toda la vida. No queremos que se pierdan», comenta Jaime Noguera Fullana, de 72 años.

Este agricultor de Xaló cortaba ayer los sarmientos de sus viñas del Pla de Llíber. Los labradores que estos días trabajan los campos son de un perfil similar. Ellos custodian un paisaje de gran belleza y que es historia de la Marina Alta. La Marina Alta es uno de los seis enclaves que el Consell quiere preservar con el catálogo de protección de los paisajes vitivinícolas. El borrador está ahora en exposición pública. El objetivo reside en salvar un mosaico agrícola que es identidad y esencial para el agroturismo.

«Aquí tenemos la suerte de contar con la cooperativa de Xaló que tira del carro», recalca Jaime Noguera.

Este valle de viñedos ofrece otras estampas extraordinarias. En septiembre, la familia Mas extiende la pasa en los cañizos y la pone a secar al sol. «L’escaldà» de la uva, que está declarada Bien de Interés Cultural, también forma parte de este paisaje.

En la costa, las terrazas de viñedos, que se despliegan en abanico hacia el mar, se levantan sobre muros de piedra seca, una técnica constructiva tradicional inscrita en 2018 por la UNESCO en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El paisaje de viñedos de la Marina Alta también ha dado vida a arquitecturas tan singulares como la del riurau.

Compartir el artículo

stats