A sus 48 años, Javier Franco recibió un trasplante de riñón hace diez meses, al sufrir una enfermedad renal congénita. Agradecido y dispuesto a concienciar a la gente sobre la importancia de las donaciones, emprenderá este 27 de abril una iniciativa solidaria que recorrerán los 1.200 kilómetros del Camino de Levante partiendo de València y visitando las poblaciones de Algemesí, Xàtiva, Moixent y la Font de la Figuera para cruzar la provincia hacia Almansa, Higueruela y Chinchilla de Montearagón hasta llegar a la ciudad de Albacete.

Un trayecto de 228 kilómetros en 8 etapas. Al finalizar cada una de ellas, Franco ofrecerá una charla sobre la importancia de la actividad física para la salud en los municipios por los que pase. Todo ello dentro de una campaña de concienciación para la donación de órganos. Junto a Pedro Escabias, tienen previsto completar el recorrido entero en 5 tramos, siendo el inicial de Valencia a Albacete y llegar, tras cruzar la península, el próximo año a Santiago de Compostela.

Los impulsores de la iniciativa quieren transmitir la importancia de la actividad física para la salud, poniendo el foco en sus beneficios y haciendo hincapié en que la mayoría de la población puede activarse, de una forma u otra.

Por otra parte, aunque España es el país líder en donaciones de órganos desde hace 30 años -en 2021 se realizaron 4.781 trasplantes gracias a 2.229 donantes- recuerdan que «no fue suficiente» puesto que solo el 5% de los fallecidos fueron donantes, mientras que, a finales de año, 4.762 personas seguían esperando un órgano.

Según la experiencia, unas 500 acabarán falleciendo mientras esperan su llegada. Es por eso por lo que la campaña se marca el reto de aumentar el número de donantes, puesto que los órganos «son necesarios, aportan calidad de vida a unos y la salvan a otros», concluyen.