M. D.,Valencia

La reina doña Sofía inauguró ayer en Valencia el «Seminario Internacional Violencia y Escuela», en un acto al que también asistieron la ministra de Educación, María Jesús San Segundo; el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa Rita Barberá.

La ministra se mostró partidaria de «reforzar la labor de los tutores» en el sistema educativo para «lograr que la tutoría sea un elemento crucial para la enseñanza y la formación global, sobre todo en el caso de alumnos con necesidades especiales de atención».

San Segundo también indicó que es «necesaria la colaboración de todas las administraciones, central, autonómica y local, así como la implicación de la comunidad escolar para prevenir y erradicar la violencia en las aulas, dado que la convivencia y la educación son tareas colectivas».

La formación en valores, el respeto a la diferencia, la futura asignatura de la Ley Orgánica de Educación denominada «Educación para la ciudadanía», la autonomía en los centros y la disciplina respetando las normas que los mismos centros se dan fueron aspectos que la ministra destacó para ayudar a la convivencia.

El presidente Camps, por su parte, puso como ejemplos de proyectos para la convivencia en las aulas el «Previ» y el Observatorio que desarrolla la Conselleria de Educación. En su opinión, la violencia «se debe erradicar de un lugar en el que nunca debería estar: la escuela».

La alcaldesa de Valencia recordó que «la escuela es el lugar para la educación de nuestros menores así como para la adquisición de hábitos y conductas» que eviten problemas de convivencia pero apuntó a que la familia es la que tiene «la labor principal y fundamental en este ámbito»