A. G., Valencia

La trabajadora social Luisa Llorca denuncia en un escrito dirigido a este diario que la Conselleria de Bienestar Social no atiende todas las solicitudes de padres que piden que sus hijos ingresen en un centro de menores porque no pueden protegerlos por sí mismos. La técnica en Servicios Sociales de un ayuntamiento valenciano asegura que una situación frecuente es que estos expedientes no reciban contestación oficial en el plazo marcado por la norma (seis meses), tras lo cual quedan desestimados en función del decreto en vigor (93/2001).

Llorca se refiera a nueve pequeños que se han encontrado en estas circunstancias (en siete casos eran las madres las que pedían el internamiento; en uno, la abuela y en otro, el padre y la madre). «No se han vuelto locos de repente -explica-, son madres, padres y abuelas como muchos, que justifican no poder atenderlos por circunstancias graves: niños y niñas que han sido objeto de presuntos abusos sexuales por parte de un familiar, niños y niñas a los que es imposible protegerlos dentro del ámbito familiar, niños y niñas que viven situaciones de conflicto marcadas por el ejercicio de la violencia continua, niños y niñas que viven en presencia del consumo de drogas».

La trabajadora social habla del «doble maltrato» que padecen estos pequeños y recuerda que la ley dice que la Generalitat asumirá temporalmente la guarda de un menor cuando -entre otros casos- «los titulares de la patria potestad o tutores así lo soliciten, justificando no poder atender al menor por circunstancias grave».En su opinión, se puede hablar de un maltrato institucional por falta de recursos (centros y plazas). Esta es la razón, cree, de que se produzcan situaciones como las referidas. La no resolución de expedientes, dice, es la manera de dejar los casos en manos de los equipos de base (municipales), sin competencias para internar un menor.

Frente a esta visión, un portavoz de Bienestar aseguró que el departamento «lo contesta todo». «Si se dilata algún caso es porque se pide documentación adicional», argumentó. Agregó que se han revisado las solicitudes recibidas en los últimos tiempos y no se han hallado expedientes sin contestar.