Laura Ballester, Valencia

- El Ivvsa está en el ojo del huracán de la polémica. Donde ponen el ojo crecen las torres.

- La dirección socialista de la calle Blanquerías padece esquizofrenia aguda y ceguera política porque manifiesta lo contrario del compromiso de sus alcaldes para garantizar más vivienda de protección oficial (VPO). Y va en contra de ayuntamientos como Elx, Asp, Villena, El Puig o Vinaròs que han dado un paso adelante sin ver si detrás de esta política estaba el señor [Rafael] Blasco o el Ivvsa.

- ¿Y qué hace el Ivvsa promoviendo programas de actuación integrada (PAI) en la desembocadura del Xúquer o en la huerta?

- El Ivvsa no construye ni promueve nada en la desembocadura del Xúquer en Cullera. El Ivvsa le ha dado la vuelta a esa ordenación, respetando los derechos de los propietarios, y hemos introducido 1.000 VPO y un gran puerto deportivo competitivo de cara a la Copa del América en un polígono donde los PGOU socialistas de Cullera preveían más de 6.000 apartamentos . Nosotros teníamos otro modelo: anular la ordenación de la Bega, reordenarla y que no se construyeran tantas torres. Pero el Ayuntamiento de Cullera tiene un problema muy grave, heredado del gobierno socialista. Ha de pagar una indemnización de 6 millones de euros por unos solares en San Antonio. El Ayuntamiento de Cullera estaba en bancarrota y hundido por culpa del PSOE.

- ¿Cuántas de las VPO que prometieron cuando crearon Solivvsa con Bancaja, hace dos años, han puesto en el mercado?

- En los próximos meses, vamos a desarrollar una operación en el sector de las Moreras o frente a l$27Oceanogràfic de primer orden para Valencia. Con Bancaja también hemos presentado PAI que ya tramitan los ayuntamientos: en el Molinet de El Puig (988 viviendas). En la Conarda de San Antonio de Benagéber (2.500 VPO). Con el gobierno socialista de Picanya (865 viviendas). Y estudiamos otras operaciones en Alicante y en Castelló que permitirán hacer 5.000 VPO. Superaremos ese número. El balance de gestión con Bancaja-Actura es muy positivo y modélico. Aunque algún sicario del PSPV intenta bombardear la operación de El Puig, en contra de los acuerdos municipales. ¿Cómo puede ser que Blanquerías imponga la voluntad a un ayuntamiento, intente vulnerar la legalidad, los acuerdos y bombardear el futuro urbanístico de El Puig? Que se lo pregunten a algún asesor áulico de Blanquerías.

- ¿Y con la CAM, qué tal le ha ido?

- Con la CAM hemos iniciado una operación en Elx que rehabilitará el barrio de San Antón. Será una de las operaciones urbanísticas más importantes por su envergadura y repercusión social en un barrio degradado y abandonado, con una población envejecida y trabajadora que necesita el auxilio de el Ivvsa y del Ayuntamiento de Elx.

- Los promotores criticaron que el Ivvsa se lanzara a los brazos de las cajas de ahorro y practicara la competencia desleal.

- Esa polémica existe desde hace quince años cuando Bancaja o la CAM montaron empresas como Actura o Hansa Urbana, pero está superada. El mercado inmobiliario ha ganado en competitividad y los empresarios han comprobado que sus iniciativas eran tan buenas como las de Bancaja y la CAM.

- ¿Y qué balance hace del convenio con los promotores?

- Puedo dar cuenta de lo que hace el Ivvsa: garantizar que la VPO esté en el mercado en el tiempo más corto posible. El PSPV pregona que el Ivvsa, la única empresa pública autonómica con competencias en vivienda, deje de hacer política de vivienda. ¿Quién teme al Ivvsa? ¿Cómo garantizar 20 millones de metros cuadrados de suelo urbanizado para que más de la mitad sean VPO, como hacemos con el Ivvsa? ¿Cómo se nos puede acusar de depredadores o de ser los primeros urbanizadores? Sí. Vamos a ser la primera empresa urbanizadora con la ayuda de las empresas, los ayuntamientos y las entidades financieras. ¿A qué juega el señor Pla? ¿En manos de quién quedaría la VPO? La ley reguladora de la actividad urbanística (LRAU) aprobada por los socialistas no establecía cuotas de VPO. Tras una década de funcionamiento hemos detectado errores, vacíos y prácticas abusivas de algunos ayuntamientos y empresas que han evidenciado la falta de política social de la LRAU. Lo hemos corregido con la ley de medidas fiscales urgentes de 2004 que ha enmendado los abusos de una legislación urbanística a la que le faltaban aspectos sociales. Gracias a eso, los promotores aplican una cuota de VPO según la demanda real. El Ivvsa, en todos los PAI que desarrolla deja más del 50% de viviendas para VPO. ¿Eso es especulación o depredación? Eso es cumplir con una obligación legal, hacer política social y no lo que quiere el PSPV.

- Hay quien piensa que la colaboración del Ivvsa con las empresas privadas roza la ilegalidad.

- Es una desfachatez propia de patanes. ¿Cómo vamos a consentir que un ayuntamiento o que la comisión territorial de urbanismo aprueben un PAI o un documento urbanístico ilegal? Eso es demagogia y tergiversar elementos por quien utiliza la burrera como argumento letal. No vamos a aprobar ningún PAI, ni promover ningún documento que no cumpla todas las de la ley. Habrá discrepancias, pero para eso están los tribunales. Es legal establecer un PAI con una homologación del PGOU, no es necesario revisarlo. Desarrollar un nuevo sector residencial garantizando que más del 50% se dedique a VPO justifica la urgencia y la agilidad administrativa.

- Extraña que una empresa pública piense un proyecto con una privada y elija un suelo no urbanizable barato con la garantía de reclasificación. Como Nou Mil·lenni de Catarroja. Negocio redondo.

- Aquí el negocio lo hacían los especuladores cuando no se construían VPO. Hemos corregido el precio del suelo. No vale lo mismo una hanegada de suelo rústico destinada a vivienda libre que a VPO. Y hemos conseguido que el suelo valga la mitad. Y conseguiremos donde desarrollemos PAI que el precio de la vivienda libre se estabilice o baje. El suelo no vale lo mismo en las actuaciones donde estamos y donde antes sólo actuaban los promotores privados. Es la gran diferencia. En Catarroja vamos a reconsiderar la actuación y esperaremos a que se defina el equipo de gobierno. Vamos a analizar las necesidades de VPO del área metropolitana y buscar acuerdos con los ayuntamientos.

- ¿Abandonan Nou Mil·lenni?

- Se va a enfocar. Estamos abiertos a las sugerencias del equipo de gobierno. No hay nada cerrado. Hay una mera propuesta. Igual sale esa, u otra mejor dimensionada y, a lo mejor, algún especulador se lleva un susto. - ¿Cumplirán la promesa electoral de Camps de 65.000 VPO? - Totalmente. Superaremos las expectativas. Y antes de que los ciudadanos voten habrá una oferta de más de 65.000 nuevas viviendas.

- ¿Hacen falta tantas con las que hay vacías?

- Más del 60% de las familias que necesitan vivienda no pueden comprarla, si no es de protección. En la Comunidad existe una demanda de más de 120.000 viviendas. Calcule cuántas VPO se necesitan.

- ¿Tiene solvencia el Ivvsa para acometer todos estos planes?

- Contamos con el apoyo financiero de las entidades crediticias que trabajan en la Comunidad. Esto es política social. El Ivvsa repara, conserva el parque de viviendas públicas. Rehabilita viviendas, urbaniza y construye. A la Generalitat, el Ivvsa no le cuesta un duro.

- Les critican que los promotores planifican el urbanismo.

-Coincido con la preocupación del decano de los arquitectos de la Comunidad. El planeamiento y la gestión del territorio no puede ser competencia exclusiva de los promotores como lo está siendo. La responsabilidad última es de la administración. Hemos convencido a los empresarios para que hagan con nosotros VPO. Si eso no es hacer política social, no sé qué quiere el PSPV. ¿O es que en algunos despachos de Blanquerías preocupa que ciertas operaciones consultadas con ellos no salgan adelante porque, si no va VPO, no se hacen? Torrent o Elx gestionan suelo y venden parcelas como el Ivvsa, no es invento nuestro.

- ¿Su empozoñamiento es porque no tragan con el pacto urbanístico y critican las empresas mixtas?

-No. Porque se pone en entredicho la labor de una empresa pública que consigue resultados nunca vistos en la Comunidad. Y porque bajo el subterfugio de no acudir a la responsabilidad de pactar los criterios de la futura legislación urbanística, que sólo favorece el marco legal de los ayuntamientos, se pone un argumento absurdo: que el señor Blasco deshaga las empresas mixtas. El señor Blasco no va a deshacer las empresas mixtas porque son el compromiso de la iniciativa privada para hacer más VPO con el consenso de los ayuntamientos. Ésta es la clave que no ha entendido la dirección socialista. El problema no es el conseller Blasco, el problema es la torpeza de Blanquerías porque se encuentra frente a un conseller que evidencia las miserias del PSPV y hace política como nadie. - Con el varapalo que acaba de dar Europa a su política urbanística no creo que estén mucho por la labor. - Parte de la responsabilidad la tiene el PSPV porque propició la ley que ha llevado a estos desaguisados. Es lo que habría que pactar. Un marco legal que los evitara. Si alguien es responsable de eso, no es el señor Blasco. Serán los responsables de otras épocas y, sobre todo, las mentes pensantes del urbanismo socialista que montaron esta ley.

- Pero la han aplicado ustedes.

- La han aplicado los ayuntamientos. La LRAU delegaba prácticamente todas las competencias de planificación en los ayuntamientos. Sobre todo la tramitación de los PAI.

- ¿Qué hay de las expropiaciones de suelo a los ayuntamientos que no lo dediquen VPO?

- Hay ayuntamientos que han informado de los bienes y solares municipales para destinarlos a VPO. Y otros que no han colaborado, entre ellos el Ayuntamiento de l$27Alcúdia, dirigido por el señor Francesc Signes, que también tiene el récord de hectáreas quemadas bajo su responsabilidad.