J. M. R., Valencia

La postura más crítica la defendía el alcalde socialista de la Pobla de Farnals, Josep Vicent Sanchis, que trasladó su rechazo al propio Ivssa que finalmente desistió de promover junto a Llanera, SA, una actuación en suelo no programado.

«Les dijimos que no nos parecía bien que actuaran sin contar para nada con el ayuntamiento, y el gerente del Ivvsa, José Doménech, se comprometió a no actuar en la Pobla y, desde entonces, no hemos tenido más noticias», afirmó.

También en el consistorio de Vinaròs no se ocultaban las dudas que generaba el proyecto urbanístico presentado por el Ivssa en colaboración, como socio mayoritario, de la firma privaba Procese. Javier Balada, alcalde independiente que gobierna junto al PSPV el Ayuntamiento de Vinaròs, destacaba que todavía no se había pronunciado sobre la propuesta, «pero lo cierto es que el proyecto lo vimos con dudas por lo que lo trasladamos a los servicios jurídicos para que lo analizaran». En esta línea, el primer edil insiste en que «había datos que nos sorprendieron, como que el 51% fuera de capital privado y no al revés, como en principio parecía más lógico».

También dentro de las filas del PP las propuestas de las promotoras mixtas del Ivssa han sido recibidas con suspicacias. Este es el caso del municipio castellonense de Orpesa, donde su concejal de Urbanismo, el popular Tomás Fabregat no entraba a valorar la posible ilegalidad de la fórmula empresarial: «Sólo podemos plantearnos cual es la mejor opción para el municipio».

En cualquier caso, el regidor insistía en que la corporación no se ha pronunciado aún sobre ninguna de las dos propuestas de urbanización presentadas, una del Ivssa y Prodese. Sin embargo, Fabregat no ocultaba sus críticas al proyecto de la promotora mixta: «Nos parecía exagerada su elevada edificabilidad, que casi duplica a la otra propuesta, y por alta concentración, a nuestro juicio, de VPO.»

Propuestas aprobadas

Muy diferente es la postura en aquellos municipios donde el proyecto se ha otorgado a una de estas empresas mixtas. Así, por ejemplo, la alcaldesa de Catarroja, Mari Ángeles López (UV), se muestra confiada en que la polémica legal generada no afectará al proyecto Nou Mil.lenni, que el Ivssa impulsa junto a Llanera, SA, ya que «se están siguiendo todos los trámites establecidos y tanto desde el ayuntamiento, como desde el Ivvsa y la propia empresa privada se está velando porque se cumpla la legalidad».

También Enrique Crespo (PP), alcalde de Manises, se mostraba rotundo al afirmar que «no hay inquietud» sobre el futuro Nou Manises, promovido por el Ivssa con Ortiz, SA, como socio privado mayoritario, ya que «estoy convencido de que todos los trámites se han seguido correctamente». Crespo afirmaba desconocer el contenido de«esos informes que parece ser que han encargado los socialistas», al tiempo que insistía en que el consistorio había seguido todos los trámites y que «una vez que se aprobó provisionalmente, se ha trasladado a la Comisión Territorial que, como en todos los planes, es quien al final decide».