El periódico nació el 29 de noviembre de 2006 en publicación en papel y edición digital, con un ideario basado en la defensa de las señas de identidad valencianas y especialmente de "la lengua valenciana", recuerda Bueno en el artículo de opinión publicado en la última edición en papel.

"Los periódicos están a la baja ... y se han convertido en regaladores de cosas, anzuelos para que la gente acuda al quiosco y los compre", afirma Baltasar Bueno, quien reconoce que la lectura de los periódicos por Internet es más cómoda y más barata.

"No echamos el cierre, no nos tapa la boca nadie. Simplemente nos actualizamos, nos apuntamos a las nuevas tecnologías", reitera su director