?

Un frente de tormentas que barrio la Comunitat Valenciana de sur a norte generó una manga de agua en Benicàssim, inundaciones en Onda y Alcora e importantes destrozos en Xàbia, donde se formó un espectacular tornado. En Requena y Utiel la lluvia llegó acompañada de granizo y provocó daños por evaluar todavía en los viñedos.

El tornado de la Marina, que se formó con una rapidez inusitada en tierra y avanzó en línea recta hacia el mar, destrozó en la tarde de ayer la terraza de un restaurante de l'Arenal de Xàbia y causó tres heridos. "Fue tremendo", relató Julián Soler, gerente del local Austriaco de l'Arenal, mientras explicaba los estragos que había causado en el negocio.

Los heridos, los tres residentes extranjeros de avanzada edad, estaban tranquilamente terminando de comer en la terraza cubierta del restaurante, donde había entre 40 y 50 clientes. En ese momento, poco después de las 15 horas, se desató un impresionante vendaval y en el restaurante se vivieron escenas de pánico.

El tornado convirtió la estructura que cierra la terraza en un amasijo de hierros bajo el que quedaron atrapadas varias personas, entre ellas los tres heridos. Uno de ellos se fracturó un brazo, mientras que una mujer sufrió contusiones en la cara y la cabeza. Una plancha de metal que cayó del techo golpeó en la espalda al tercer herido. Los tres fueron trasladados al hospital, pero estaba previsto que ayer mismo recibieran el alta.

"Era un remolino de viento, casi transparente. Lo vimos porque arrastraba papeles, materiales de una obra próxima y hasta una antena parabólica que parecía un platillo volante", relató Ricardo, quien también tiene un negocio en l'Arenal.

El tornado se formó en tierra y avanzó directo hacia el mar, donde tras cargarse de agua se fue disolviendo lentamente. Fue fulgurante. Apenas duró unos minutos y dibujó una espiral de unos diez metros de diámetro. El tornado volcó contenedores y causó desperfectos en un coche. Luego pasó por encima del restaurante Austriaco. Curiosamente, no provocó daños en ningún otro negocio de l'Arenal. También hizo volar hamacas y sombrillas de la playa y retorció una de las sillas elevadas de vigilancia de la Cruz Roja.

"Nunca había visto nada igual", indicó Ingalind Maintzer, una residente austriaca que tomó fotografías del tornado. "Estaba fotografiando la tormenta desde mi casa y, de repente, vi que se formaba el tornado y avanzaba hacia el mar. Luego he bajado a l'Arenal y he visto los destrozos que ha dejado a su paso".

El tornado fue perdiendo fuerza en el mar y se deshizo a la altura de la punta de l'Arenal, el accidente rocoso que cierra la playa por su extremo norte. Los marineros de Xàbia también vieron ayer formarse una manga de mar cerca del cabo de Sant Antoni.

En la provincia de Valencia, las precipitaciones más importantes fueron los 33 litros registrados en la ciudad de Valencia, todos ellos caídos en la tarde-noche, y los 32 litros de Domeño.

Inundaciones en Castelló

Por otro lado, en Benicàssim se produjo una espectacular manga de agua frente al hotel Voramar, mientras las tormentas dejaban hasta 63 litros por metro cuadrado en la Vall d'Alba y 41 en Onda y L'Alcora, donde la lluvia dejó bajos anegados, caminos cortados y obligó a los bomberos a realizar decenas de salidas para atender emergencias.

La comarca vitivinícola de Requena- Utiel sufrió ayer dos oleadas de tormentas acompañadas de granizo en algunas zonas que provocaron problemas de circulación en la A-3 y daños en los viñedos. Las tormentas fueron muy intensas en la zona de El Rebollar, donde fuentes de la Unión de Agricultores temen que se hayan producido importantes daños. Otras pedanías requenenses afectadas por el pedrisco fueron Hortunas y la Portera, mientras que algunos testigos aseguran que en Venta del Moro la piedra estuvo cayendo "en seco" durante unos diez minutos, lo que augura importantes daños que no podrán ser evaluados hasta hoy al estar impracticables los viñedos.

A lo largo de su recorrido hacia la costa, la tormenta estuvo acompañada de fuerte aparato eléctrico. Fuentes del Centro Meteorológico Zonal de Valencia dijeron que era "imposible" evaluar el número de los que cayeron en la Comunitat, ya que el sensor capta también los de las regiones limítrofes, No obstante entre las 5 y las 9 de la noche, cuando las tormentas se "pasearon" por las tres provincias se midieron más de 3.000 rayos. l.Ibáñez/j.S. requena