?

La Asociación Defensor del Paciente pidió ayer a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que reconsidere la necesidad de vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), tras haberse iniciado el pasado 16 de noviembre la segunda campaña en la Comunitat Valenciana.

La asociación comenta a Jiménez que se ha hecho eco de la noticia en la que el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, dice que "cualquier medicamento puede tener efecto secundarios".

Familias en jaque

Ante esta aseveración, la organización comenta que se trata de una declaración "realmente llamativa", ya que una vacuna o fármaco, o acto médico-sanitario, "no puede hacer más daño del que intenta remediar" y esta vacuna "ha puesto en jaque a unas familias que no tenían necesidad de vivir el tormento que están padeciendo por los efectos adversos de esta vacuna".

De este modo, atendiendo a la que vacuna "sigue haciendo estragos en la salud de alguna de las niñas a las que se administra", la Asociación Defensor del Paciente solicita a la titular del ministerio de Sanidad que se reconsidere la necesidad de vacunación y, en todo caso, se les dé a los padres un consentimiento donde refleje las secuelas que pueden aparecer después de la vacunación.

Dos adolescentes valencianas permanecieron entre dos y tres meses ingresadas en el hospital Clínico de Valencia por los efectos adversos que les sobrevinieron tras la administración de la vacuna y que afectó al aparato locomotor y neurológico.