?

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, afirmó ayer que el Gobierno valenciano va a estar "muy pendiente" del transcurso del fallo del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto catalán y que no permitirá "que se beneficie a una autonomía en detrimento de otra".

En ese sentido, Castellano aseguró a través de un comunicado que la Generalitat va a defender los intereses de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana en "cuestiones tan importantes como la financiación, el agua o las infraestructuras".

Según manifestó, el Estatuto valenciano es "el mejor ejemplo de respeto y lealtad a la Constitución", puesto que es un texto "reivindicativo pero no rupturista, que defiende la multilateralidad y no pretende conseguir más privilegios frente a otros territorios".

Respeto a la Constitución

"Nuestro Estatuto es respetuoso con la Constitución desde el primero hasta el último artículo", insistió, e indicó que esta "lealtad constitucional se refleja ya en su artículo 1", en el que señala que el "pueblo valenciano, históricamente organizado como Reino de Valencia, se constituye en Comunidad Autónoma, dentro de la unidad de la Nación Española".

Para el conseller, el Estatuto valenciano garantiza la solidaridad y la no discriminación entre territorios, de manera que no establece el conocimiento del valenciano como requisito lingüístico para el acceso a la función pública, "como sí hace el texto catalán".

"Nuestro texto aboga por el respeto de las dos lenguas oficiales, sin que existan ciudadanos de primera y de segunda en función del idioma que empleen", explicó.

En su opinión, la reforma del Estatuto de la Comunitat Valenciana fue "un ejemplo de cómo hacer las cosas".

"Hoy lo volveríamos hacer del mismo modo porque tenemos una forma de ver y entender España que es inseparable del respeto a la Constitución y el bloque de constitucionalidad", manifestó Castellano.

La vía valenciana

Al respecto, recordó que a la reforma valenciana se le denominó "la vía valenciana" porque supuso "todo un ejemplo a seguir" de cómo llevar a cabo la reforma de un estatuto de autonomía "sin quebrantar las normas y sin pretender a través de un estatuto arrogarse derechos y deberes que sólo otorga la Constitución".

Según señaló, el texto que está siendo cuestionado es el catalán, y los dos "únicos" recursos presentados contra valenciano, relacionados con la redistribución de los sobrantes hidrográficos, "fueron desestimados por el TC", por lo que es "plenamente constitucional".

Resuelve a favor los recursos valencianos

El Tribunal Constitucional termina este año 2009 con un total de diez recursos a diferentes estatutos de autonomía pendientes de resolución. El texto que más requerimientos acumula es el catalán, con siete, pero el alto tribunal también deberá pronunciarse sobre los estatutos de Andalucía, Aragón y Castilla y León.

Hasta el momento sólo ha resuelto dos a favor del texto valenciano, que establecen el derecho de la comunidad a redistribuir los sobrantes de las cuencas hidrográficas excedentarias La pasada legislatura estuvo protagonizada por un proceso de reformas estatutarias que sin embargo acumularon muchas denuncias ante el Tribunal Constitucional debido a diferentes aspectos relacionados, sobretodo, con la financiación o el agua, que despertaron las sospechas de las comunidades vecinas. El único texto que se salvó de ser recurrido fue el balear, que superó el trámite parlamentario por unanimidad y no fue objeto de ningún reproche.

El Constitucional comienza el nuevo año con su labor encallada en la resolución de los siete recursos presentados al Estatut por el PP, el Defensor del Pueblo y las comunidades de Murcia, Aragón, Baleares, la Comunidad Valenciana y La Rioja. En su recurso, los 'populares' piden la revisión de numerosos artículos de la reforma estatutaria catalana que afectan a aspectos como la definición de Cataluña como nación, la obligatoriedad del catalán, la regulación de derechos y deberes, la legislación judicial, el reparto competencial o la relación bilateral con el Estado. efe valencia