13 de junio de 2010
13.06.2010

"No me arrepiento de mis tatuajes"

13.06.2010 | 02:00
"No me arrepiento de mis tatuajes"

La mujer más tatuada del mundo. Isobel Varley fue uno de los atractivos de la X Convención Internacional de tatuajes celebrada en Valencia este fin de semana, donde la tinta también fue la protagonista.

Su piel es un auténtico lienzo donde ni ella misma sabe cuántos litros de tinta lleva impregnados. Isobel Varley, quien ostenta el Guiness de los Records como la mujer más tatuada del mundo, ha sido uno de los mayores atractivos de la X Convención Internacional de Tatuajes celebrada en Valencia durante este fin de semana. Su cuerpo se ha convertido en una auténtica explosión de color desde 1986, cuando se dejó perforar por primera vez con una aguja. "Fui a una convención de tatuajes en Londres y dije: ¡yo quiero uno!".
Su primer dibujo fue "un pajarito en el hombro. Me gustó tanto que esa misma tarde me hice una flor en la pierna". Ahora, esta inglesa tiene 73 años, aunque no le gusta aceptarlo, y no tiene "ni idea" de cuántos tatuajes luce su piel. "No tengo tiempo de contarlos", afirma. Utiliza su peluca a modo de sombrero, que se quita y pone para "poder enseñar los tatuajes de la cabeza". Rara es la vez que Isobel termina una frase y no se echa a reir a carcajadas. Posa y enseña todas las partes de su cuerpo sin tapujos. En realidad, poco se ve, pues excepto algunas zonas de la cara, las plantas de los pies, las palmas de las manos y parte de las orejas, no le queda ni un centímetro de piel rosada. Isobel reconoce que tatuarse "duele", aunque "en algunas partes más que en otras, como en la cabeza". Tampoco sabe qué dibujos viven con ella permanentemente, aunque, dice, no se ha arrepentido "de ninguno".
A la convención, también asistieron profesionales de Francia, Italia, Inglaterra, Holanda, Suecia, Suiza, Alemania, Croacia Tahití y por su puesto España, quienes han demostrado lo que pueden hacer sus manos con una aguja. Los visitantes, venidos desde diferentes partes del mundo, paseaban por los pasillos entre el zumbido constante de las agujas de tatuar. Muchos de ellos iban "buscando ideas de dibujos" para nuevas incorporaciones en la piel; otros a tatuarse y, muchos, a disfrutar del espectáculo. Porque hubo tatuajes para todos los gustos. Desde vampiros que se adueñan de espaldas, hasta vírgenes que lucen en muslos y brazos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.


Enlaces recomendados: Premios Cine