02 de abril de 2012
02.04.2012

FGV venderá 18 trenes por falta de dinero para instalar el sistema de seguridad

La crisis obliga a la empresa a renunciar a la conducción automática en todas las unidades y ahorra 1,2 millones de euros - El SIF critica el «despilfarro» de dinero y que se malvendan «convoyes nuevos»

03.04.2012 | 21:58

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana va a retirar la instalación del sistema de conducción automática (ATO, por las siglas en inglés) de trenes comprados hace apenas diecisiete años (los de la serie 3900, fabricados por Vossloh) para instalarlos en los trenes de la serie 4300 (del mismo fabricante), recién adquiridos. Tras este trasvase del sistema de seguridad ATO, FGV venderá los 18 trenes de la serie de 3900 en el mercado de segunda mano, según confirman fuentes de FGV.

El ATO se puso en marcha hace unos meses y es un sistema de conducción automática que aumenta la seguridad en las circulaciones, permite incrementar frecuencias o, incluso, la circulación sin conducción (esta opción se descartó).
Inicialmente estaba previsto instalar el sistema ATO en todos los convoyes, tanto los que circulaban en las Líneas 3 y 5, como en los nuevos de la serie 4300 adjudicados a Vossloh. Pero «las circunstancias económicas han obligado a tomar esta decisión», señalan las mismas fuentes de la empresa. Cabe recordar que todos los trenes llevan una «preinstalación» del ATO, pero quien se encarga de dotar a los trenes con los equipos del sistema de conducción es la empresa que ha instalado el ATO en la infraestructura ferroviaria (las vías), en este caso la empresa Dimetronic.

De esta manera, el ATO se instaló en primer lugar en las unidades que ya estaban en circulación, las de la serie 3900. Para poder dotar a los nuevos trenes de este sistema de conducción automática FGV necesitaba un presupuesto de más de dos millones de euros, ya que «el coste por unidad de suministro y montaje del ATO en la serie 4300 es de 91.000 euros» por cada tren. Entonces se decidió trasvasar el ATO de los trenes más «antiguos» (los de la serie 3900, con apenas diecisiete años, muy poco plazo en tiempos ferroviarios) para reinstalarlos en los nuevos 4300. «El coste por unidad de desmontaje del ATO en la serie 3900 y posterior montaje en la serie 4300 es de 20.222 euros. El total para 18 unidades es de 363.996 euros», aseguran fuentes de FGV. «En el caso de realizar una instalación nueva en los 18 trenes mencionados el presupuesto ascendería a 1.638.000 euros, lo que significa que FGV se ahorra con esta decisión 1.274.00 euros», continúan las mismas fuentes.

No obstante, el contrato con Vossloh ascendía a 22 trenes, por lo que a los cuatro restantes sí que se les instalará el ATO (con el coste de 91.000 euros por tren) por lo que el coste total para estas 4 unidades será de 364.000 euros.
Desde el Sindicato Independiente Ferroviario (SIF) de FGV consideran un «despilfarro del dinero publico y una vergüenza que unos trenes a los que les queda una vida útil de 20 años se vendan a precio de saldo por la incompetencia de la dirección de FGV». Y añaden que «la paralización de las 22 unidades 4300 en los talleres de Machado y Valencia sud se debe a la metedura de pata de un director que pretende quitar los equipos de ATO de las 3900 para instalarlos en las 4300, pero les falta presupuesto y todo indica que las 22 unidades seguirán paradas como poco un año más».

Limpiar los grafitis cuesta casi un millón
La limpieza de los grafitis pintados en vagones generó un gasto de 815.000 euros a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) durante el pasado año en concepto mano de obra, productos químicos y pintura. Los trenes de las líneas 1, 3 y 5 de Metrovalencia sufrieron el pasado año un total de 398 grafitis, a los que hay que sumar otras 50 incidencias de estas características que han afectado a los tranvías de Valencia y el TRAM de Alicante. Los cálculos hechos por FGV incluyen el valor de la inmovilización de la unidad mientras la limpian o la pintan. De esta forma, el importe aplicado por hora es el que deja de recaudar la unidad paralizada por causa del grafiti, que en 2011 supera los 1,5 millones de euros. levante-emv valencia

Renovación completa de los convoyes
Desde 2004 hasta 2010 FGV ha invertido 540 millones de euros (485 para metro y 55 para tranvía) en la compra de 62 unidades de metro, 40 coches intermedios y 21 tranvías para Metrovalencia. Los trenes de la serie 4300 circulan a un máxima de 80 km/h y pueden transportar hasta 750 personas en los trenes con cinco coches, adquiridos hace unos años. Con la incorporación de los últimos trenes de la serie 4300 la empresa tendrá en servicio 58 trenes para las Líneas 1, 3 y 5, con trenes de cuatro y cinco coches y todos adquiridos entre los años 2005 y 2007, por lo que el parque móvil «se ha renovado al completo»

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.