La Fiscalía de Washington ha solicitado al exjefe de área de Cooperación de la extinta Conselleria de Solidaridad, Marc Llinares, que devuelva 38.500 dólares, unos 30.000 euros, que presuntamente habría sacado de una cuenta-depósito del Citybank abierta en EE UU y en la que se habría ingresado dinero público que tenía como destino el Tercer Mundo. El abogado del funcionario defiende que su cliente «no sabe lo que es» y «no ha tocado un duro de una cuenta de Estados Unidos».

Según documentación en poder de Levante-EMV, uno de los fiscales de Washington que está investigando las cuentas que la trama de ONG abrió en Florida y Delaware para desviar dinero de Cooperación ha requerido personalmente a Marc Llinares que devuelva 30.000 euros que le acusa de haber sacado. Llinares niega que haya recuperado ningún dinero de estas cuentas e incluso que desconoce que es una «Money Market», una cuenta-depósito que ofrece CityBank y que permite un ingreso de hasta 250.000 dólares.

Tras esta reclamación, el abogado de Llinares solicita a la juez que instruye la causa, en este momento el Tribunal Superior de Justicia, que le aporte los documentos que acrediten que su cliente ha obtenido ese dinero. Cabe recordar que en estos momentos la parte de la causa en la que se investiga el blanqueo de capitales, y ahí están las cuentas en el extranjero, está bajo secreto de sumario. El abogado también asegura que su cliente «jura y perjura» que «no ha tenido contacto alguno con ninguna cuenta en EE UU».

En una de las conversaciones interceptadas por la policía una trabajadora de un banco de Miami comunica a Marc Llinares que han abierto una cuenta a su nombre con 5.000 euros, según publicó este periódico. Además, una tarjeta de crédito a nombre de Llinares fue interceptada por la policía en los registros del piso de Arturo Tauroni, el hermano del empresario preso desde marzo Augusto César Tauroni.

Las pesquisas de los fiscales de Washington, que ven serios indicios de delito en las actuaciones de la trama en su país y han embargado las cuentas, pueden llegar al TSJ en breve, tribunal que investiga ahora la causa después de apreciar un comportamiento ilícito penal del exconseller de Solidaridad y actual portavoz del PP en las Corts, Rafael Blasco.