Trabajadores, familiares y usuarios del Consorcio Comarcal de Servicios Sociales de L'Hora Nord se han concentrado ante la Conselleria de Administraciones Públicas y han registrado 1.072 peticiones para reclamar a la Generalitat el pago de los más de 750.000 euros que adeuda a la entidad.

Según ha explicado a EFE uno de los portavoces del Consorcio, Vicent Climent, la iniciativa de hoy es el primero de los actos de protesta previstos hasta el viernes y que contempla a partir de esta tarde un encierro de dos días en el centro Ocupacional Reina Sofía de Masamagrell.

Este Consorcio gestiona cinco centros -dos ocupacionales, uno de día y dos de atención temprana- de atención a personas con discapacidad y niños con problemas en el desarrollo evolutivo y dificultades de aprendizaje en las localidades de Alboraia y Massamagrell.

La deuda que la Conselleria de Bienestar Social mantiene con el Consorcio asciende a 757.239 euros, correspondiente al 60 % de las subvenciones para el mantenimiento de los cinco centros, según la entidad, que asegura que "ninguna" de las acciones que han realizado para reclamar la deuda "ha tenido respuesta de las administración".

Fuentes de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social han explicado a EFE que "tienen el derecho de protestar" pero que los pagos "están priorizados" porque "no hay liquidez" y que en cuanto la haya, "se les va a pagar".

Han recordado que "no es lo mismo no querer pagar que no poder pagar" y han insistido en que en cuanto haya liquidez, existe "un compromiso de atender todos los pagos de la forma más rápida posible".

Climent ha señalado que "mil peticiones no son muchas para cambiar una ley pero sí para familias de l'Horta" y ha explicado que se han concentrado durante una hora, con cacerolas y pitos "para hacer mucho ruido" en un acto que ha contado con la presencia de diputados de Esquerra Unida, PSPV y Compromís.

Ha agregado que tras presentar registros anteriores a los consellers de Hacienda y Bienestar Social "sin éxito", los documentos de hoy iban dirigidos al president de la Generalitat, Alberto Fabra.

Según el Consorcio, la situación que atraviesan "es insostenible" y advierten de la "imposibilidad de continuar el servicio", por lo que exigen "el pago inmediato" a todos los centros y servicios del sector de discapacitados por parte de todas las administraciones competentes y una "planificación y garantías de futuro".

Igualmente, plantean que la normativa de acreditación en el sector de atención a la discapacidad asegure, mantenga y mejore la calidad de los servicios que se prestan.

Tras la protesta de esta mañana, el grupo de afectados tiene previsto pasar dos noches en el centro de Massamagrell y celebrar varias asambleas para valorar la situación y acordar nuevas actuaciones.

Mañana está previsto que en el mismo local del encierro, los responsables del Consorcio lean un manifiesto para dar a conocer la situación que atraviesan y sus reclamaciones.