23 de diciembre de 2012
23.12.2012
Levante-emv

La suerte vive en Manises

La misma administración que el año pasado vendió el segundo premio íntegro de Navidad ha repartido 4 millones de euros en décimos del primer premio que salieron por ventanilla - La administradora intuyó la víspera que daría el número afortunado

23.12.2012 | 06:30
La familia de los loteros de la administración número 3 de Manises celebra la venta del «Gordo».

Por cuarto año consecutivo, los propietarios de la administración número 3 de Manises volvieron a llevar la suerte a esta localidad de l'Horta Sud, al vender una serie entera del primer número del gordo que salió por la ventanilla décimo a décimo.

Los loteros Amparo Sanchis y sus hermanos Rafael y Francisco se abrazaron exultantes de alegría al escuchar que el número más anhelado y esperado de todo el año había pasado de sus manos a las manos de sus clientes, sin nombre todavía conocido a última hora de ayer.

«Tenemos la suerte, la suerte está en Manises», afirmaba convencida Amparo, mientras apuntaba con la mano hacia el interior del establecimiento que regenta desde hace doce años con su tía y sus hermanos.

«La suerte vive con nosotros», repetía una y otra vez la lotera con la misma convicción con la que el pasado viernes, víspera del sorteo, aseguraba que darían el primer premio.

Los conductores que pasaban por delante de la administración detenían sus coches e incrédulos lanzaban la misma pregunta: «pero, ¿ha vuelto a tocar otra vez aquí?».

«Estamos felices, felices», declaraba Amparo, nerviosa y con una enorme sonrisa en la cara. Como en los años anteriores ni ella ni sus hermanos llevaban décimos del número agraciado con la fortuna del gordo (400.000 euros por décimo), pero aún así se sentía muy dichosa de haberlo vendido. «No podemos tener décimos de todos los números premiados, porque es imposible quedarte con todos», indicó.

Aunque por lo temprano de la mañana era más tiempo de café que de cava, a los hermanos Sanchis apenas les costó unos minutos descorchar la botella de cava para brindar y celebrarlo.

«Lo bonito de todo esto es que estás trabajando, que estás detrás del mostrador y la sensación de que lo has dado es impresionante», confesaba Amparo. «Anoche (por el viernes) ya decía que daríamos el primero y el tercero y no me creían y aquí está», agregó.

A la hora d e cerrar esta edición, ninguno de los afortunados con un décimo del primer premio había acudido a la administración, algo que el expendedor consideraba lógico. «Lo que se lleva en estos casos es la discreción, sobre todo con el dinero».

Sin embargo, los que sí pasaron por el establecimiento en tropel y se agolparon ante la ventanilla fueron los que llevaban décimos normales, muy interesados en saber si su número se encontraba entre los que habían cantado los niños de San Ildefonso.

Cuarto año de racha afortunada en el municipio
La familia Sanchis se considera afortunada porque su trayectoria laboral acredita que en la oficina de la calle Maestro Guillem 5 de Manises la suerte es una fiel aliada desde hace cuatro años. La racha comenzó en 2009, con el reparto de un quinto. Al año siguiente volvieron a repartir décimos de otro quinto premio. La suerte hizo un órdago a lo grande el año pasado y llevó dos quintos premios y la totalidad del segundo que dejó en Manises 212,5 millones de euros de las 170 series del número 53.404.

Entre los afortunados se encontraban los militantes del Partido Popular de Manises que se repartieron 99,5 millones. La rueda de la fortuna llegó hasta el palacio del Marqués de la Scala, sede de la Diputación de Valencia gobernada por Alfonso Rus, que ganó 625.000 euros de 5 décimos.

Los 796 décimos del premio se vendieron en participaciones de 2,40 euros entre los militantes del PP y los vecinos de la localidad, por lo fue muy repartido. El que se llevó un buen pellizco fue el entonces alcalde y exvicepresidente de la Diputación, Enrique Crespo, que fue imputado por un supuesto delito de alzamiento de bienes (insolvencia punible), así como su hermano y sus padres. El juez instructor del caso Emarsa que investigaba la implicación de Crespo en la desviación de fondos de la depuradora destacó que existían indicios de que había distribuido entre sus familiares hasta 22,7 millones de euros en décimos de lotería para evitar que le fueran embargados, ya que el día del sorteo se dijo que le había tocado mucho dinero y al día siguiente informó al juez que solo llevaba uno.

Tres meses después su hermano y sus padres ingresaron 159 décimos y 193 participaciones para su cobro, por un importe total de 22,7 millones de euros. levante-emv valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.