06 de marzo de 2013
06.03.2013

Las Corts reutilizan como biblioteca el palacio de Trénor que acogió a los grupos

La Cámara afronta, cinco años después, la primera actuación en el complejo parlamentario para dar uso al edificio abandonado por los diputados Se ahorrarán 50.000 euros anuales del alquiler de la sala de lectura

07.03.2013 | 01:12
Fachada de la futura biblioteca de las Corts recayente al río.

Algo se mueve en palacio. Cinco años después de que las Corts aprobaran los pliegos para la construcción de la nueva sede de los grupos parlamentarios -inaugurada en marzo de 2011, aunque no se ocupó hasta septiembre de ese año-, la Cámara acometerá la primera actuación en el complejo parlamentario. Y, aunque parezca sorprendente, el coste no se lee en millones. La institución tiene previsto avalar hoy el proyecto básico para la remodelación del palacete de Trénor, el edificio que durante diecinueve años albergó los despachos de las formaciones políticas y que quedó desocupado tras el traslado de los diputados a la nueva ubicación. La actuación, después de que el Parlamento cambiara al arquitecto de Cultura por el de Infraestructuras, está presupuestada en 250.000 euros, una cantidad modesta tras los escandalosos desembolsos y sobrecostes del pasado reciente.
Además, tiene como principal finalidad, junto a la conveniencia de dar un destino al inmueble -1.686 metros cuadrados útiles, sin contar la cuarta planta, el palomar que acogía a Compromís-EU y despachos del grupo socialista-, el ahorro en la factura de alquileres de la institución. Y es que el uso más destacado del palacio será a partir de ahora el de biblioteca de las Corts, instalada en la actualidad en unos bajos alquilados de la calle Libertad. Un contrato de arrendamiento por el que la Cámara abona al año 50.000 euros. En un lustro, la inversión estará amortizada.
Las otrora bulliciosas plantas del palacete de Trénor, escenario de episodios como la agónica destitución de Ricardo Costa por parte Francisco Camps como cabeza de turco de Gürtel ante Génova o las grabaciones a cargo de diputados socialistas a empresarios dispuestos a tirar de la manta del pago de comisiones en Terra Mítica, tienen ahora un aire fantasmal. No será por mucho tiempo. Las Corts llevaban tiempo acariciando este proyecto pero la situación económica de 2012, con la hacienda autonómica en ruina, impidió mover un ladrillo. Ahora se han decidido a tirar adelante. El proyecto prevé ubicar en la planta baja la biblioteca, además del registro o servicios de informática, con 430 metros útiles disponibles. Los despachos del primer piso, con sus otros 430 metros, se destinarán a protocolo, fotografía, seguridad y almacén, manteniendo la sala de la chimenea. La segunda planta, algo menor, de 410 metros, acogerá al archivo, documentalistas, personal y sala de juntas. Y la tercera, a informática, sistemas, asistencia técnica y mantenimiento y almacenes. Queda libre el ático, con 320 metros cuadrados. El proyecto de la Cámara prevé dejar la planta diáfana, con posibilidad de acoger reuniones o simplemente como almacén.

Permiso de obras a Barberá
Los trabajos conllevan demoliciones, albañilería, revestimientos de paredes y suelos, trabajos de carpintería y de alumbrado interior, de saneamiento, fontanería, climatización, protección contra incendios, reparación de fisuras y humedades y aislamiento acústico. Y todo ello por 250.000 euros, IVA incluido. Una ganga, vistos los precedentes. No en balde, la reforma de la cafetería y construcción del restaurante costó 1,7 millones, mientras que la sala de prensa, cabinas de radio y digitalización de la imagen de las sesiones supuso un coste de 3,5 millones. La última de las actuaciones diseñadas, la construcción de tres salas acristaladas, salió a licitación por 225.000 euros pero la institución dio marcha atrás.
A raíz de estos escándalos -incluido el del equipamiento de la sede de los grupos, licitado por un millón aunque finalmente, tras parar el procedimiento, costó solo 500.000 euros-, las Corts cambiaron el acuerdo con Cultura para que sus proyectos los haga y supervise Infraestructuras. Y la satisfacción es evidente. Ahora, las Corts han pedido permiso de obras al Ayuntamiento de Valencia y preparan el proyecto de ejecución de unas obras que durarán siete meses, una

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.