17 de agosto de 2013
17.08.2013
Rupturas

Seis divorcios menos al día por la crisis

Las peticiones de ruptura matrimonial bajan un 13 % en un lustro por la dificultad de asumir el coste de dos viviendas y más gastos

17.08.2013 | 14:42

Lo que un día unió el amor y luego desembocó en convivencia imposible, ahora no lo separa la crisis. Los divorcios y las separaciones han disminuido un 13,4 % en el último lustro en la Comunitat Valenciana hasta caer a niveles de hace una década. Según la memoria anual del Consejo General del Poder Judicial, aparecida en los últimos días, el año pasado se tramitaron 15.154 procesos de divorcio y separación en los juzgados valencianos. Son un total de 41,5 al día. Parecen muchos. Sin embargo, el actual ritmo de ruptura familiar dista mucho de la época en que divorciarse empezó a ser más fácil por ley y mucho más llevadero por coyuntura económica.

Aquello ocurrió a partir de 2005 y la entrada en vigor de la ley socialista del divorcio exprés. Esta norma permite solicitar el divorcio a los tres meses -antes había de pasar un año como mínimo- y evita pasar por el proceso previo de la separación. Entonces, la fiebre de las rupturas se disparó: en la Comunitat Valenciana, que en el año 2003 se movía en niveles de 41 procesos de separación iniciados cada día, se pasó a los 51 en 2005 y a los 53 al año siguiente. En cifras totales, ese 2006 se alcanzó la cifra de 19.184 procesos de separación y divorcio, cuatro mil intentos de ruptura más que sólo tres años antes.

La crisis económica no sólo se ha frenado la tendencia alcista en las rupturas matrimoniales, sino que ha impuesto una reducción paulatina de los procesos de separación legal hasta dejarla estabilizada en torno a los 15.100 anuales por segundo año consecutivo. La explicación que ofrecen los expertos a esta bajada drástica de rupturas es la dificultad creciente de asumir los costes económicos que implican el mantenimiento de dos viviendas, la duplicidad de gastos en caso de separación o divorcio, y el coste del proceso judicial aparejado.

Aunque el número total de rupturas matrimoniales sea ahora casi el mismo que el de hace una década, hay dos aspectos que han cambiado. El primero es que en 2003 imperaban las separaciones frente a los divorcios (9.599 y 5.504, respectivamente), y en 2012 ha sucedido justamente lo contrario: se han tramitado 14.322 peticiones de divorcio -más de la mitad de ellas consensuadas por ambos cónyuges- y sólo ha habido 832 solicitudes de separación.

El proceso se ralentiza
La segunda diferencia es el tiempo de duración de los procesos de separación. Y el cambio ha sido para peor. En 2003, un proceso de separación se resolvía en 11,53 meses en los juzgados valencianos. Ahora, la duración media de un proceso de separación se alarga hasta los 14,8 meses en la Comunitat Valenciana, que es la segunda autonomía (por detrás de Navarra) donde más se demora el proceso de separación, según los datos del Consejo General del Poder Judicial. Hay que añadir, eso sí, que en el último año se ha recortado tres meses la dilación de las separaciones. Por lo que respecta a los divorcios, también se ha ralentizado su resolución: hace diez años tardaban 9,8 meses en solventarse y ahora se alarga hasta los 10,3 meses de media.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.