16 de septiembre de 2013
16.09.2013
Residuos

La colmatación de vertederos de Alicante amenaza con el colapso de los de Valencia

La planta de tratamiento de Xixona, que ha recibido 11.500 toneladas de diez comarcas valencianas, debe acoger a partir de ahora las de la Vega Baja

16.09.2013 | 05:30

El colapso de las plantas y vertederos de basuras está a punto de estallar en Alicante y, en efecto dominó, no tardará en llegar a Valencia, según advierte el diputado socialista portavoz de Medio Ambiente, Francesc Signes. «Los problemas que están teniendo con el tratamiento de las basuras en la Vega Baja y l´Alacantí se trasladará en poco tiempo a la provincia de Valencia, por la indecisión y la incompetencia de la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig».

En la Vega Baja el problema se ha originado «con la ubicación del vertedero de este Plan Zonal, que la conselleria ha decidido que vaya a Albatera en contra de la opinión de la mayoría de ayuntamientos y de la sociedad en general», explica Signes. Por ello, el problema se centra en encontrar el lugar a dónde derivar las 200.000 toneladas que la comarca de la Vega Baja genera anualmente «mientras la conselleria resuelve los problemas que tiene con el vertedero de Albatera». La decisión de Medio Ambiente de repartir la basura de la Vega Baja entre las plantas de Xixona, Villena, Alicante, Crevillent, Elx y un vertedero de Murcia todavía pendiente de aprobación «es una solución que no contenta a ningún agente implicado, por lo que es necesaria la aprobación inmediata, como pactamos el PSPV-PSOE y el PP en 2006, de una medida transitoria para las basuras de toda la C. Valenciana».

De hecho, una de las plantas afectadas que recibirá más basuras, la de Piedra Negra en Xixona ya está al borde del colapso. La planta de basuras de Piedra Negra recibió en los ocho primeros meses del año casi 145.000 toneladas de residuos, lo que supone un 84% de su capacidad de tratamiento anual, a razón de 18.000 toneladas al mes. Por tanto, en los cuatro meses que quedan para acabar 2013 el complejo de Xixona sólo podría admitir 28.000 toneladas hasta llegar a las 173.000 toneladas en la que está fijada su capacidad máxima anual de tratamiento en la autorización ambiental, un tope que ya ha sido rebasado en los dos últimos años.

La causa de esta gran cantidad de residuos recibidos en poco más de medio año está en el volumen de basuras que entran en la planta de áreas ajenas a su plan zonal: la provincia de Valencia y las comarcas del Baix Vinalopó y Vega Baja han llevado este año miles de toneladas hasta el complejo, diseñado para tratar los residuos del Comtat, l´Alcoià y parte de l´Alacantí y la Foia de Castalla. Y otros años han sido residuos de Castelló o la Marina. Todo por el incumplimiento del Consell del Plan de Residuos de 1997 y la construcción de los vertederos proyectados. Es más, la planta trata más basuras de fuera —unas 86.000 toneladas en ocho meses— que de su propia área —59.000—. Esta gran cantidad de basuras que han estado entrando en Piedra Negra ha disparado este verano las molestias por malos olores en su entorno, llegando incluso a afectar al casco urbano. Y lo más grave es que la repetida llegada de basuras foráneas hasta Xixona, de prácticamente toda la Comunidad, incluso de Castelló, ha hecho que la vida útil de Piedra Negra se reduzca de forma drástica.

Desde Valencia se han enviado a Piedra Negra 11.500 toneladas de los planes zonales a los que están adscritas las comarcas de la Costera, la Safor, Vall d´Albaida, la Canal de Navarrés y Ayora-Cofrentes, Ademuz, los Serranos, el Camp de Túria, la Hoya de Buñol y Utiel-Requena. Y de Elx y su entorno 57.445 toneladas, en virtud del acuerdo alcanzado entre los consorcios de basuras de ambas zonas, donde el PP cuenta con amplias mayorías.

Nuevo acuerdo
Esta semana se ha acordado de forma urgente que Xixona reciba en dos años 140.000 toneladas de la Vega Baja, a partir de diciembre, y Villena otras 120.000, hasta que esté operativa la planta de Albatera, ya que esta comarca ya no puede derivar más sus residuos a la planta de Crevillent. Todo por el enorme retraso que arrastra la construcción de la macroplanta para la Vega Baja, adjudicada a Ortiz en circunstancias que investiga un juzgado, tras verse salpicado por el caso Brugal.

Las patatas calientes de Llanera y Guadassuar
En la provincia de Valencia «existen dos graves problemas que pueden estallar en cualquier momento», advierte el diputado socialista, Francesc Signes. El responsable de Medio Ambiente en el PSPV recuerda que en el plan Zonal 10, 11 y 12, área de gestión 1, que afecta a las Riberas «se pretende ubicar, en contra de la opinión de los alcaldes, muchos del PP, un vertedero en Guadassuar que afectaría a acuíferos y a la acequia real y cuyo procedimiento se encuentra ahora mismo paralizado». El rechazo de las 170.000 toneladas de la planta de Guadassuar se envía a Alicante. Igualmente, en el Plan Zonal 10, 11 y 12, área de gestión 2, que afecta a la Costera, la Vall d´Albaida y la Canal de Navarrés, «existe una frontal oposición a la ubicación del vertedero en Llanera», por lo que las 190.000 toneladas anuales que generan se envían parte a la planta de Guadassuar y a los vertederos de Alicante . l. b. valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.