08 de octubre de 2013
08.10.2013

El gestor de las depuradoras perdió 10 millones por no reclamar los impagos del canon de saneamiento

La Sindicatura de Comptes censuró a la Epsar por tener un solo inspector en el departamento de cobros de la tasa - El informe fiscalizador criticó durante cinco años consecutivos la gestión de la entidad pública cuando la dirigía Morenilla

08.10.2013 | 05:30
La depuradora de Pinedo, en una imagen de archivo

La gestión de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) durante los años 2006 y 2010 está plagada de sombras, según los sucesivos informes realizados por la Sindicatura de Cuentas de la Generalitat. El fiscalizador público advierte en numerosas ocasiones de la falta de transparencia en la contratación y en la adjudicación de obras y llega a revelar que la entidad, encargada de cobrar el canon de saneamiento, dejó de ingresar diez millones de euros al prescribir las deudas de la tasa. El síndic criticó durante los cinco años que sólo hubiera un inspector para estos menesteres.
La elección de los ejercicios de 2006 a 2010 no es baladí, puesto que son los años en los que la Epsar estuvo inyectando dinero en la saqueada depuradora de Pinedo a través de un convenio que el juez investiga si podría ser irregular. El gerente de la entidad en esos años fue José Juan Morenilla, imputado en el caso Emarsa por ser, según los investigadores, uno de los cabecillas de la trama de pago de lodos por encima del precio de mercado.

El síndic reveló que en el año 2006 la Epsar perdió 8.845.265 euros por «deudas prescritas», mientras que en 2008 la cantidad por este concepto fue de 1.171.912 euros. Los diez millones de euros parece no tener importancia en una entidad que recauda anualmente por el canon de saneamiento unos 145 millones de euros, pero es un agravio comparativo para los ciudadanos que lo abonan de manera regular en su recibo del agua.

Estas pérdidas, según el propio síndic, se podrían haber evitado con una labor de inspección más eficiente. Pero en los sucesivos informes, el fiscalizador público le recuerda que sólo existe una persona. «En nuestros informes de fiscalización de ejercicios anteriores, recomendábamos la ampliación del personal que realiza funciones de inspección, ya que solamente hay una persona que fue contratada en el ejercicio 2003», explica el síndic, que añade: «La comparación llevada a cabo por esta Sindicatura de los informes de gestión de la entidad de los años 2004, 2005 y 2006 ha puesto de manifiesto que han disminuido las actuaciones iniciadas, los obligados tributarios inspeccionados, el número de actas formalizadas, el importe de la deuda liquidada y el importe de las sanciones y recargos».
Los problemas en la gestión del dinero y la pérdida de capital a espuertas fue a partir de 2009 al incrementarse de forma exponencial los pagos por los intereses de demora. Por este concepto la entidad pagó 3.750.312 euros en 2010, según el informe del documento. Es llamativo que se llegue a esta situación cuando los ingresos por el canon de saneamiento no variaron en exceso, según la cuentas de la empresa pública.

Criterios de selección
Otra de las salvedades que le hace el síndic a la gestión de Morenilla en la Epsar se refiere a las licitaciones. «Los criterios de selección del adjudicatario que se incluyen en el pliego fijan para la oferta económica, con carácter general, un porcentaje que oscila entre el 20 % y el 40 % de la puntuación total». La Sindicatura le recomendó acercarse al 50 % porque se estaban primando las ofertas más caras al tener, teóricamente, una mejor valoración técnica.
El fiscalizador público también critica el aumento en los gastos de personal. Pero no en el número, sino en las retribuciones anuales y las reclasificaciones. Y una recomendación que hacía todos los años: «Deben garantizarse en la selección de personal los principios básicos de igualdad, mérito, capacidad, publicidad y concurrencia, aplicables a la contratación del personal al servicio de la Generalitat». Nunca se llegó a cumplir.

100 millones durante el saqueo de Emarsa
La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) inyectó a Emarsa más de 100 millones de euros durante los años en que fue saqueada. El juez investiga si el convenio de financiación entre la entidad y la depuradora de Pinedo fue manipulado para que se abonara por el tratamiento de lodos el doble de su precio real. El juez y la fiscal creen que fue así y este dinero formaría parte de los 25 millones de euros que habrían sido defraudados. De momento, el magistrado ha impuesto al exgerente de la Epsar José Juan Morenilla 13,7 millones de fianza. Sería el dinero que se habría desviado a través de la trama de los lodos, aunque la Epsar también financiació obras de mejora y de emergencia en la planta de Pinedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.