13 de octubre de 2013
13.10.2013

La firma que montó las cacerías de Castellano facturó 429.000 euros por otros conceptos

Aprovechamientos Cinegéticos y una filial cobraron al contratista de la extinción de incendios por alquilar una finca para reforestación, estudios topográficos y comisiones inmobiliarias Un correo evidencia que el servicio prestado a Avialsa era organizar jornadas de caza

13.10.2013 | 00:00

Ni las 587 perdices abatidas en un ojeo del Cortijo de Trifillas, ni las 703 en ese mismo coto otro día, ni las 644 de una tercera visita a la finca de la provincia de Albacete. La empresa Aprovechamientos Cinegéticos S. L. no consignó esas piezas (que se pagaban a 39 euros la unidad) en las facturas que envió a Avialsa T35, la contratista del servicio de extinción área de incendios, cuyas adjudicaciones llevan la firma del conseller de Gobernación, Serafín Castellano. Como informó este diario, en dos recibos de 19 de noviembre de 2007 figuran como conceptos la intermediación en la compra-venta de parcelas en Viver (donde Avialsa construyó su aeródromo), un informe técnico sobre biomasa para la reforestación áerea y un estudio topografíco. El mismo día, el dueño de Aprovechamientos Cinegéticos, Andrés Emiliano Castedo, remitió un "email" al dueño de Avialsa, Vicente Huerta, que evidencia que el servicio que prestaba aquél era la organización de jornadas de caza con las que Huerta obsequiaba a algunas amistades y clientes, según contó él mismo, y a las que con frecuencia asistía Castellano.
En el "email", el propietario de la firma cinegética agradece al de Sagunt la "confianza depositada en la empresa", y, en tono solícito, le traslada: "Espero que quedaras contento con nuestras gestiones (...) desearía que cualquier cosa con la que no quedaras contento me la hicieras saber". Y concluye en su línea servicial: "Si tienes pensado realizar próximamente alguna cacería, ruego me lo indiques a la mayor brevedad posible para que las cosas estén en el punto que a ti te gustan".

Facturas firmadas por Huerta
El dueño de Avialsa y otras fuentes aseguraron que los únicos trabajos que esa firma realizó para la empresa de aviones eran cinegéticos. Al ser preguntado por los conceptos de las facturas, como la comisión de compraventa de parcelas, Huerta descargó toda la responsabilidad en el exgerente. El correo enviado por Andrés Emiliano Castedo a Huerta, que se reproduce en esta página junto a dos nuevas facturas, viene a constatar que el dueño de Avialsa estaba al tanto de la organización de las cacerías. Y era consciente de que su empresa abonó cuantiosas facturas por conceptos ajenos a la fauna a aprovechamientos cinegéticos, pero sobre todo a la filial Intermediaciones Rústicas S.L., también de Andrés Emiliano Castedo. El 17 de diciembre de 2008, esta segunda empresa -ambas comparten teléfono y domicilio social en Albacete- remitió una factura de 237.886 euros y el 2 de enero de 2009, otra de 116.000 euros. Entre las dos filiales facturaron 429.000 euros a Huerta. En las dos últimas facturas el concepto era el mismo: "Alquiler contrato de subarrendamiento de la finca Casa Aliaga en Ayora para estudios de reforestación y proyectos antiincendios". Nada que ver con perdices, patos, ni muflones. Estas dos facturas fueron abonadas por la Fundación Medioambiental Huerta, que preside el dueño de Avialsa y que tiene como objeto fundacional "la defensa y protección medioambiental" o "las actividades de I+D e Investigación Tecnológica en relación con el Medio Ambiente".
Las facturas se ajustan a ese objetivo, aunque no casan con la labor habitual de la firma emisora, que es montar cacerías, confirmaron fuentes próximas a esa empresa. "Tanto Aprovechamientos Cinegéticos como Intermediaciones Rústicas se dedican a la gestión de cotos de caza", concluyeron estas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.