El Consell Valencià de Cultura ha aprobado hoy un informe en el que se opone a la extracción hidráulica de gas no convencional, conocido como 'fracking'. El órgano consultivo de la Generalitat en su nuevo informe hace propio el estudio de la comisión nombrada en su momento para analizar la influencia de este tipo de extracciones en la zona costera de Castelló y sus consecuencias.

En su documento, el CVC sostiene que, en base a la mayoría de informes solicitados y consultados, puede establecer que "hay ciertos riesgos de afecciones medioambientales derivadas del proceso de fractura hidráulica con una intensidad variables". En este sentido, la institución añade que como "dice el informe de la comisión de expertos estas afecciones no son intrínsecas para las operaciones y dependen también de la fragilidad territorial donde se realizan y por tanto el factor territorial no hace sino aumentar la gravedad de los efectos".

El CVC remitirá su último informe a las conselleries de Economia e Infraestructuras, a las tres diputaciones, a la Fedearción Valenciana de Municipios y Provincias y a los alcaldes de las zonas afectadas.