Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tercer ataque a la mezquita de la Vall d'Uixó intenta prenderle fuego con gasolina

Unos desconocidos rociaron las puertas con combustible y provocaron un incendio que no se extendió al interior - El alcalde convoca un encuentro urgente para evitar brotes racistas

El fuego afectó a las puertas y no llegó al interior.

El fuego afectó a las puertas y no llegó al interior. c. costa.

El Centro Cultural Islámico de la Vall d'Uixó fue objeto de un ataque vandálico en la noche del pasado jueves cuando fueron rociadas con gasolina las dos puertas del local y acto seguido se les prendió fuego provocando un pequeño incendio que por fortuna no llegó a más, ya que se apagó antes de causar más daño que el provocado a las puertas de hierro.

Los vecinos dieron la alerta tanto a Policía Local como a la Guardia Civil, que es la que se encarga de las investigaciones para encontrar a quienes intentaron quemar el local islámico. Es el tercer incidente que se registra en los últimos meses, aunque este es el de mayor gravedad.

Según relataban los miembros de la comunidad islámica de la Vall d'Uixó, se vieron sorprendidos cuando acudieron a las seis y media de la mañana a abrir el local para los primeros rezos de la jornada y vieron «el estado de la puerta y el ataque que se ha dirigido contra el centro y nosotros por la noche», lo que ha supuesto la indignación de la comunidad islámica local, pues lo consideran como un «ataque» que se suma a los sucedidos desde junio, aunque de menor calado.

Y es que tras más de diez años de normalidad y calma en el Centro Cultural Islámico ubicado en la Avenida Sud Oest de la Vall d'Uixó, los últimos meses han comenzado a preocupar con una escalada de incidentes. En junio aparecieron pintadas en las puertas ahora quemadas en las que ponía «E2000, moros no», «Viva España» y una esvástica. Al mismo tiempo, en una pared próxima aparecían las mismas palabras, pero en lugar de «Viva España» ponía «Viva Franco», pintadas que fueron quitadas y denunciadas. Además, en las inmediaciones también se pintaron esvásticas que todavía perduran. El segundo incidente se produjo en el mes de agosto pasado, cuando alguien depositó a las puertas del Centro Cultural Islámico bolsas de basura y las tiró a la entrada, cuestión que fue retirada sin más y sin poner denuncia.

Ahora se suma el intento de quemar el Centro Cultural Islámico en el que la importante comunidad islámica de la Vall se reúne para ofrecer sus charlas, conferencias, realizar actividades, y cómo no, también rezar a modo de mezquita.

Cabe señalar que, según informaron desde la dirección del Centro Islámico de la Vall d'Uixó, el alcalde de la Vall d'Uixó, Óscar Clavell, se puso ayer en contacto con ellos para interesarse por lo sucedido. Asimismo, añadieron que a lo largo de la próxima semana se ha previsto una reunión para tratar dicha cuestión tras la escalada de incidentes; y es que ya comienzan a pedirse medidas de protección y de seguridad.

Uno de los usuarios del centro, Abderramán, mostró su preocupación ante los incidentes que «van cada día a más», por lo que «cada vez nos sentimos menos seguros y pedimos al Estado que nos tenga en consideración, que incremente la seguridad, que evite estos incidentes».

También señaló: «queremos una convivencia en paz, tranquilidad y que nadie cause actos como el que ha sucedido, pues aunque algunos venimos de fuera, somos españoles, tenemos la nacionalidad, vivimos aquí, participamos en muchos eventos locales, llevamos a nuestros hijos a los colegios de aquí, somos unos vecinos más, como otros».

A este respecto, pidió una reflexión a la sociedad. Otro de los usuarios, Mohamed, destacaba que «estamos bien integrados, con buenas relaciones con los vecinos».

Compartir el artículo

stats