30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell gastará más de 20 millones en nóminas tras el apagón de Canal 9

Los 4 meses que pagará a 1.600 empleados por no trabajar son la mitad del coste de cumplir la sentencia

Protesta de empleados contra el cierre de RTVV.

Protesta de empleados contra el cierre de RTVV. m. a. montesinos

Radiotelevisió Valenciana (RTVV) comunicó ayer que el periodo de negociación del segundo expediente de regulación de empleo (ERE) comenzará el próximo viernes, día 21. El plazo legal para estas consultas es de un mes (salvo en el supuesto, extraño, de que se llegue antes a un acuerdo), lo que implica que la empresa no podrá aprobar el despido colectivo antes del 21 de marzo. A partir de esta fecha, hay un plazo de siete días para comunicar el ERE a la autoridad laboral. De esta manera, el proceso no finalizará antes del 28 del mes próximo. Al ser viernes, los primeros despidos de la plantilla las salidas serán escalonadas podrían producirse el 31 de marzo, si la empresa tiene ya toda la documentación preparada.

El calendario supone que los 1.624 empleados de Canal 9 los que quedaban más los casi mil readmitidos tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ) del 5 de noviembre van a estar un mínimo de cuatro meses sin trabajar, pero cobrando su sueldo: desde el 29 de noviembre (día del apagón) hasta el 31 de marzo, como poco.

Visto desde el lado económico, esta situación implica que el Gobierno de Alberto Fabra va a gastar más de veinte millones de euros para pagar los salarios durante cuatro meses de una plantilla que no trabaja, salvo un grupo de un centenar de la parcela administrativa que sí continúa entrando cada día en la sede de RTVV en Burjassot.

El coste de la plantilla cada día es de 190.000 euros, de acuerdo con los cálculos del comité de empresa, que no han sido rebatidos hasta ahora por la empresa ni por el Consell. De esta manera, las nóminas suponen cada mes alrededor de 5,7 millones. Como los 1.600 empleados van a estar cuatro meses entre vacaciones y permisos retribuidos antes de ir al paro, el coste total de la plantilla mientras Canal 9 está en negro asciende a 22,8 millones.

La cantidad es más de la mitad de lo que hubiera costado cumplir la sentencia que anuló el primer ERE. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha afirmado en diversas comparecencias públicas que aceptar la resolución judicial y readmitir a los mil afectados del primer despido costaba 40 millones de euros, los cuales consideraba más adecuado destinarlos a usos sociales.

RTVV pide mediadores

La negociación del segundo ERE tendrá una novedad con respecto al primero. La empresa, representada en este momento por los tres liquidadores, ha solicitado la mediación de la Inspección de Trabajo para que esté presente en todas las reuniones que se celebren durante el periodo de consultas.

Para los representantes de los trabajadores, la petición indica que la empresa y la consultora que la asesora en los despidos (KPMG) quieren ir en esta ocasión «con los pies de plomo» para intentar evitar un segundo bofetón en los juzgados. La primera sesión con la comisión de los empleados será en el Tribunal de Arbitraje Laboral.

Compartir el artículo

stats