30 de marzo de 2014
30.03.2014
Documentación

El tatarabuelo ya está en internet

Un proyecto pionero fotografía página a página todos los archivos parroquiales de la diócesis de Valencia, cuelga en la red casi 1,2 millones de registros de bautizos, matrimonios y defunciones, de 1529 a 1900, y envía la imagen digitalizada por 3,5 euros

30.03.2014 | 05:30
Sala de consulta del Archivo Diocesano de Valencia, en plena tarea de fotodigitalización.

­
¿Quién fue su tatarabuelo, qué nombre completo tenía, cuándo fue bautizado, en qué parroquia? Ahora es más fácil y cómodo encontrar sus orígenes familiares, sus raíces genealógicas. Desde casa, a golpe de clic, puede iniciar las pesquisas gracias a un descomunal proyecto de fotodigitalización de los fondos históricos de los archivos parroquiales valencianos que lograron salvarse de la quema en la Guerra Civil.
Una nueva aplicación de internet impulsada por el Servicio Diocesano de Archivos Parroquiales de Valencia acaba de poner a disposición de todos los usuarios casi 1,2 millones de registros extraídos de los índices de bautismos, matrimonios y defunciones de los libros sacramentales de las parroquias valencianas. Datos desde 1529 hasta 1900 correspondientes a 190 fondos históricos de parroquias y anejos parroquiales.

Después de tres años de trabajo —de fotodigitalización, revisión, inventariado— y miles de kilómetros recorridos de iglesia en iglesia para fotografiar cada página de cada libro conservado en los fondos parroquiales (libros sacramentales, visitas pastorales, libros de cofradías, racionales, actas capitulares, libros de culto y fábrica, matrícula pascual, expedientes, fundaciones, testamentos,  pergaminos, etc.), el Servicio Diocesano de Archivos Parroquiales de la diócesis de Valencia acaba de abrir por internet la aplicación.

Por el momento —faltan menos de dos años para completar todo el territorio de la diócesis—, hay fotografías de documentos desde 1403 hasta el año 1900. En breve, según anuncian los impulsores del proyecto, habrá documentos del siglo XIII fotodigitalizados. El objetivo final es «proteger la documentación histórica y facilitar al investigador su labor».

Un ejemplo: si uno conoce el nombre de su bisabuelo nacido antes de 1900, entra en la página web del Servicio Diocesano de Archivos Parroquiales (www.arxparrvalencia.es), introduce el nombre y los apellidos correspondientes y, al cabo de unos segundos, esta nueva base de datos indica en qué parroquia fue bautizada esa persona, en qué año, y en qué libro y folio figura su registro. Algunos pueblos todavía no están digitalizados. Otros están en blanco porque en la guerra civil ardieron sus libros parroquiales.

Una vez averiguada esa mínima información y conocida la signatura exacta del documento que quiere consultarse, en la sala de consulta del Archivo Diocesano pueden visualizarse las fotografías correspondientes y tomar los datos que le interesen. Además —y esto es una novedad en toda España—, el investigador puede solicitar al archivo diocesano la entrega en la misma sala de consulta o el envío (postal o por correo electrónico) de los certificados o imágenes deseadas. La imagen digitalizada cuesta 3,5 euros. Si está certificada, 4 euros. Y la transcripción literal del certificado, 12 euros.

Un complejo operativo con voluntarios que se realiza «in situ» o con el traslado de los libros
La materia es sensible, los custodios no dejan entrar a cualquiera a los archivos parroquiales y la organización no es sencilla. El operativo para fotografiar cada página de los fondos parroquiales empieza una vez decidida la comarca que va a ser fotodigitalizada. Entonces, el responsable del grupo solicita del vicario general de la diócesis la autorización correspondiente para la fotografía del fondo histórico de cada una de las parroquias. Mamen Enríquez se encarga de hablar con los párrocos, y gestiona, bien el traslado de los fondos documentales a las dependencias del SDAP, bien su fotodigitalización «in situ».

En el primer caso es Xavier Serra quien se encarga del traslado de los fondos documentales y Tere Castelló —voluntaria del equipo— lleva a cabo la fotografía en el archivo diocesano. En el segundo caso son Mamen Enríquez y Rafa Martínez —otro voluntario del grupo— se desplazan a las parroquias correspondientes para llevar a cabo el trabajo. Ocasionalmente cuentan con la ayuda de otro voluntario, Juan Ramón Pérez, quien en la actualidad está fotografiando el fondo histórico del archivo parroquial de Dénia, uno de los más completos y complejos de la diócesis.

Finalizada la fotodigitalización de la comarca, Rafael, ayudado por Ángel Sáez, ambos miembros voluntarios del grupo, se encargan de revisar una a una las imágenes recibidas, renombrarlas —haciendo coincidir el nombre de la foto con el número del folio del libro manuscrito correspondiente— y tomar nota de los errores o faltas en el proceso de fotodigitalización. Una vez subsanados los posibles errores, el fondo documental se pone a disposición del investigador. p. c. valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.