03 de abril de 2014
03.04.2014

La dama de seda

03.04.2014 | 01:26

Me perdí la conferencia de Mayrén Beneyto sobre la seda valenciana y su influencia mundial. Una nota de prensa equivocada la señalaba miércoles, pero fue martes. Sentí lástima, porque nunca he oído a la concejala pronunciar una conferencia, sino escuetos parlamentos institucionales en otro tipo de actos. Además, era un tema sobre el que debe tener profundos conocimientos, pues versaba sobre su propia materia prima. Ella siempre ha sido una «dama de seda», consideración que pocas veces se consigue en política.Hace muchos años que conozco a Mayrén, desde que desarrollaba turismo en aquella escuchimizada preautonomía valenciana. Ya entonces me parecía seductora. No cambia, como una de esas ninfas de Benlliure que orlan la fachada del Ayuntamiento. Semeja una doctora Fausta valenciana que hubiera descubierto el manantial de la eterna juventud en el Balneario de la Alameda.Se alejó de la política tras UCD, dirigiendo la Unicef valenciana desde un despachito de la calle Moratín. Allí la visité cuando redactaba la colosal «Nuestra historia en cómics», pidiéndole usar su caricatura para caracterizar a la reina doña María, quizás la reina más valenciana de todas. Ella se negó muy modestamente, y eso que Palop la dibujó magistralmente. Luego creo que se arrepintió. Cuando María Consuelo Reyna era Eolo imparable que empujaba el barco de González Lizondo al triunfo, Mayrén se subió a la nave, demostrando pragmatismo y generosidad. En aquella Unión Valenciana exultante tenía que compartir camarotes con personas muy distintas a ella misma, por ejemplo García Broch. Si una era «dama de seda», Lola era «dama de esparto», y sea esto dicho con el máximo respeto hacia un producto, el esparto, vital e importantísimo en la economía valenciana durante décadas. La derecha valenciana se equivocó gravemente en el asunto valencianista, nos tememos.
Hubiera sido más hábil seguir el camino de Unión del Pueblo Navarro, en Navarra, donde se salvaban las dos marcas, la regional y la nacional para usar según conviniera. En Valencia hundimos la marca valenciana, igual que hemos hundido sistemas bancarios, radiotelevisivos o lingüísticos. Nos lo cargamos todo, con muy poca visión de futuro. Mayrén, de Atenea valencianista pasó a Minerva pepista, encumbrada en ese Palau de la Música que ya nunca abandonó. Era cuestión de tiempo que la dama de seda detentara la Concejalía de Cultura, que pasó por diversas manos y ahora brilla en las suyas. Para mi gusto, yo pondría en sus iniciativas más de ese valencianismo primigenio que hoy parece un tanto «demodé».
En Cataluña y otras regiones nunca permiten que lo suyo pase de moda, pero siempre obviamos tan cercano ejemplo.
Mayrén despliega sus hilos de seda municipales mientras la ciudad bulle en propuestas culturales diversas que complementan lo institucional.
Hace días conocí «Bibliomanía», local de actos culturales en calle Marvá que alberga también «Carena editors». Zacarés lo lanzó y ahora Quique Olmos potencia el proyecto con una librería donde se puede adquirir todo el fondo editorial. La última propuesta es «Cuatro paseos por Valencia», de Álamo y Pitarch. Atención a la entidad «Tornatemps» que reflexiona sobre calles y leyendas capitalinas con máxima rigurosidad.
Al otro lado de las vías ferroviarias, en Russafa, Ximo Rochera, junto con Aldo Alcota, Sergio Pinto y Fran Amador han abierto «Le Petit Canibaal» un espacio creativo donde ofrecen «espejismos a medida». Es sede de su revista «Canibaal» que sorprende con sus monográficos dedicados a «Sexo y locura» y «Magia y humor».
Estos dos ejemplos resumen la Valencia cultural mayreniana. El ayuntamiento propone y los ciudadanos disponen. Yo mismo lo intento con mi casa museo en la que espero la visita de la munícipe un día de estos. Me prometió venir pero se resiste, como Mª Àngels Ramon-Llín, lo bueno se hace esperar. Y sea esto dicho no desde el campo político, sino simplemente desde la estética de la belleza. Lo dije una vez, pero no me importa repetirlo. Mayrén aparenta ser una concejala Barbie, frágil y glamurosa, pero a la hora de la verdad es una amazona de la Xerea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18 y 2018/19.