06 de abril de 2014
06.04.2014
Un 'boom' en internet

Emilio José, 7 años después

Su vídeo colgado en Youtube, donde un reportero lo engatusaba hasta hacerle repetir nueve veces su nombre en medio minuto, roza las 300.000 reproducciones

05.04.2014 | 22:02

A los no iniciados en el fenómeno Emilio José les bastarán pocos datos para comprender la magnitud de esta historia venerada por auténticos mitómanos. Febrero de 2007: suben a Youtube un vídeo de la televisión comarcal Canal Costera donde un periodista con ganas de guasa entrevista a un joven de 16 años de la Llosa de Ranes en el marco de un acto festivo y popular. El vídeo dura 55 segundos. En los 26 primeros segundos, el entrevistador le pregunta su nombre de múltiples formas y logra que el chaval con ganas de entrar en materia y disfrutar de su minuto de gloria en la tele lo repita nueve veces de las formas más variadas («Emilio», «Emilio José», «Emilio José Martí Gómez»). En ese momento se harta del juego y proclama la mítica frase : «Xe! Estàs ratllant-me massa, eh? Hòstia!». Un «hòstia» que suena más como «hàstia» y que, junto a la frase «els xurros és una poca vergonya: no n'hi han. Home, jo en volia, jo volia mullar?», catapultan el vídeo al éxito de masas.

Ha superado las 296.300 reproducciones. Es decir, 88 veces los habitantes de su pueblo. O 33 veces más que la audiencia de Fabra en su última entrevista en Canal 9. Pero ¿qué ha sido de Emilio José siete años después? ¿cómo le ha condicionado la vida este fenómeno viral que lo sacó del anonimato y que ha desencajado la mandíbula de tanta risa a miles de personas hasta llegar a motivar la composición de canciones o la propuesta de crear una Iglesia Emiliojoseniana con un padrenuestro especial: «Padre Emilio que estás en el cielo, santificada sea tu orxata, venga a nosotros tu «hàstia»?»?

Pues bien: tras el mito viene el hombre. Emilio José Emilio pals amics, pero «Mimi» para los íntimos, tiene hoy 23 años y sigue en la Llosa de Ranes. Buena persona, con una pizca de ingenuidad y varias arrobas de ganas de cachondeo, pronto dejó de estudiar. No acabó la ESO y empezó a trabajar de albañil hasta que el ladrillo crujió. Ya hace un lustro que curra en una fábrica de cremalleras del pueblo Tintes la Llosa y sigue con aquella pasión futbolera que se apuntaba en el vídeo a través de una actriz de reparto («diga-li que és futbolista, xe, diga-li?»). El año pasado ganó la liga de segunda regional con el segundo equipo del CD Llosa. Esta temporada, en tan sólo siete partidos lleva marcados nueve goles. Juega a fútbol desde los seis años y de él aseguran que es un interior derecho reconvertido a delantero con mucha llegada, olfato de gol y picardía para engañar al árbitro.

Es precisamente en el fútbol donde le han ocurrido algunas de las mejores anécdotas derivadas de aquel vídeo que lo hizo famoso y que, según responde a este periódico, le ha generado «muchas amistades». «Gracias a ese vídeo cuenta, cuando he ido a jugar a fútbol a campos de todas partes me han reconocido y han empezado a cantar mi nombre y cosas del vídeo. Quieras que no, eso te alegra mucho», dice. Recuerda un partido en la Vall dels Alcalans, con la afición volcada en él. Rememora otro encuentro en Alginet donde el público rival le cantaba con simpatía. «Les marqué dos goles y los celebré haciendo el gesto de "jo volia mullar". Y mira: a pesar de perder su equipo, algunos aficionados vinieron tras el partido a buscarme para hacerse fotos conmigo. Fue una tarde muy bonita», recuerda.

Emilio José dice que mucha gente lo reconoce cuando va por otros pueblos o por las discotecas y le preguntan: «¿Tú eres Emilio José?». Algunos le piden fotos. Él está encantado: la maldad no va con él, nunca se lo toma a mal y se los gana a todos con la naturalidad y la espontaneidad que ya demostraba en el vídeo o que, años después, explotó en sus divertidas colaboraciones radiofónicas en el programa de sexo de Llosa FM «No hay marcha atrás».

Visitas a la «meca» de la Llosa
Pero no han sido sólo fotos. El peso de su fama ha conducido en peregrinación a grupos de amigos hasta la puerta de su casa tras ir preguntando por los bares del pueblo dónde vivía el gran Emilio José. «A mi casa ha venido gente de Asturias y de Alicante para conocerme. Y al abrir y verlos, nos hemos ido a almorzar juntos», relata. Una vez acudieron los miembros de una peña del Valencia CF. Se fotografiaron con él ante una pancarta conmemorativa («Hemos estado con Emilio José») y luego lo invitaron a un partido de Mestalla.

«En el pueblo me han dicho que mucha gente de la Universitat me conoce», añade Emilio, que nunca más ha vuelto a ver a aquel entrevistador puñetero. No se le oye ninguna palabra de resquemor hacia el vídeo. Todo lo contrario. «Me alegra, la verdad. Me da satisfacción y me llena mucho», dice. Él atribuye el éxito del vídeo a cómo pronuncia la palabra «hòstia». «Aquí en el pueblo tenemos esa forma de pronunciar y en otros sitios les hace gracia», sostiene. Uno diría que el éxito no radica sólo ahí.

Antes de despedirse, Emilio José cuenta que pronto va a independizarse. Tiene novia. «Dentro de poco me voy a vivir con ella», confiesa. Es que ahora los pisos están baratos, reflexiona el periodista. «Ara estan de cine!», exclama él a pulmón abierto. Emilio José en estado puro. El mito se agranda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2019/20

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.