Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ante mayo de 2015

Los carteles electorales toman cuerpo

Los partidos que pugnan contra el bipartidismo se enfrentan a procesos internos que podrían motivar relevos generacionales

Los carteles electorales toman cuerpo

Los carteles electorales toman cuerpo

Pasado el 25 de mayo y antes de las vacaciones de verano, los partidos llamados a ser los protagonistas de las próximas Corts comienzan a perfilar sus bazas electorales. Algunos ya han hecho los deberes; otros, como el PP, tratan de cerrar cualquier la puerta a sorpresas. En los partidos alternativa al bipartidismo por la derecha, por el centro y por la izquierda los aspirantes comienzan a postularse, y Podemos, la gran sorpresa de la temporada, comienza construir su estructura en Valencia.

Pendiente de Génova tras apagar el ruido interno

El presidente del PPCV, Alberto Fabra, aún no ha sido ratificado como candidato por la dirección nacional del partido. Lo ha intentado. Lo dejó caer en la última gira por televisiones estatales, hace unos meses, pero en las diferentes visitas de Rajoy a la C. Valenciana últimamente no ha habido ningún gesto en esa dirección.

La debacle electoral del 25 M, además, ha añadido incertidumbre. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, anunció un plan de acción para tratar de recuperar los millones de votos perdidos: uno de cada cinco electores fugados del PP era valenciano. Está previsto que Génova realice encuestas para conocer las expectativas de voto y escrutar las posibilidades en cada territorio. En Valencia, con todo, el presidente ha tomado la iniciativa con un un relevo generacional y dando el control del partido y la voz del Consell a dos valores emergentes: Isabel Bonig y María José Catalá.

Una votación interna que movilizó a 65.000 personas

Donde no hay dudas es en Blanquerías. Ximo Puig fue el primero en hacer los deberes. El pasado marzo el PSPV celebró por primera vez primarias abiertas y, además de movilizar a unas 65.000 personas, amplió su base de apoyos dentro del partido. De paso, Puig abrió un nuevo camino dentro del PSOE, pese a la oposición de Ferraz, que ha tenido que generalizar el mecanismo de primarias; y pese al desdén del PP, que pretende abrir ahora un nuevo periodo de regeneración y también va a incorporarse al debate de la democracia interna. El reto en Blanquerías es aprovechar los próximos once meses para hacer creíble su alternativa.

«Acuerdo inteligente» Morera-Oltra para evitar la confrontación

Pese a que el debate sobre el cartel de Compromís sobrevuela el día a día de la coalición casi desde las autonómicas de 2011, todo indica que el enigma se resolverá en otoño. El escenario surgido del 25M, que elevó a categoría de fenómeno el perfil joven y mediático de Pablo Iglesias, ha cargado de razones a los partidarios de Mònica Oltra. De hecho, el «sorpasso» que Compromís aspira hacerle al PSPV se lo hizo Podemos a Compromís sin ninguna estructura en Valencia. La solución pactada de un tándem en el que se votará conjuntamente la candidatura a la Generalitat y al síndic de las Corts (con Oltra de candidata y Morera de jefe del grupo) es la favorita entre la cúpula nacionalista. Un «acuerdo inteligente» para un escenario de cambio con «mucha faena por hacer» en muchos frentes.

Duelo Sanz-Blanco con el reto de no erosionar el trabajo en Corts

También puede haber choque en EU. Ignacio Blanco, número dos, ya anunció su intención de liderar la lista en 2015. Y la coordinadora general, Marga Sanz, también se postula para repetir, como adelantó ayer Levante-EMV. La disputa, que podría resolverse en primarias, se plantea en términos de relevo generacional, según Blanco; y de estabilidad y equipos frente a personalismos, según Sanz. Como telón de fondo, la correlación de poderes dentro de la coalición, con un Partit Comunista, al que pertenece Sanz, que aspira a mantener su peso en EU.

Cantó se deja querer; Marí hace «prácticas» en las Corts

El mediático diputado por Valencia, Toni Cantó, parece destinado a encabezar el partido en su primera gran prueba autonómica. Intentó liderar el partido, pero el pasado febrero la militancia le dio la espalda. Es probable que lo intente de nuevo en el proceso de primarias para elegir al candidato, el próximo otoño. Una baza segura para arañar votos al PP. Está por ver si cierra un acuerdo con la dirección del líder, Alexis Marí, un recién llegado a la primera línea política que gestiona un capital de en torno a 150.000 votos, o vuelven a enfrentarse con un partido dividido.

Un 3 % para empezar, pero sin referente autonómico

El próximo 30 de junio se formaliza la entrada del extinto CDL en Ciutadans. A un año para las autonómicas, cuenta con una base de 18 agrupaciones y un 3 % de votos en las pasadas europeas, obtenidos en parte a costa del PP. Con todo, carecen de un referente autonómico hoy por hoy. Sus candidatos se elegirá en primarias. El exministro Asunción es uno de los nombres que siempre suena en el entorno del partido de Albert Rivera.

Compartir el artículo

stats