Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Datos

Felices a pesar de todo

Los valencianos son los terceros ciudadanos del Estado más satisfechos con su vida

Felices a pesar de todo

Felices a pesar de todo

Ni los 537.458 parados; ni los problemas para acceder a la vivienda o los desahucios; ni el riesgo de exclusión social; ni la sobrecualificación laboral; ni la desconfianza hacia la clase política... Ni la conjunción de todos los males que se han alineado sobre este tiempo y este lugar como una plaga bíblica.

Serán los 300 días de sol al año o será el influjo del mediterráneo, pero no hay quien le robe la ilusión a los valencianos. Según una encuesta del INE, los valencianos son los terceros de España más plenamente satisfechos con su vida. Le dan un 7,1 sobre 10.

Curiosamente, la Comunitat Valenciana comparte la delantera de este particular ránking junto con los otros territorios del mediterráneo (los baleares son los más felices, con un 7,3; los catalanes, los terceros junto a los valencianos); así como las autonomías del norte más ricas (Navarra, 7,2; y País Vasco, también con un 7,1). En la cola se encuentran Galicia, Castilla y León y Andalucía.

La nota global, con todo, tiene su letra pequeña. La satisfacción con la situación económica, obviamente, se encuentra por debajo de la media, con un 5,7 de nota.

Pese a la precariedad laboral en amplias capas de población, la mayoría de valencianos se encuentra muy satisfecha con su trabajo actual. La media le da un 7,1 de nota. Es la segunda mayor, sólo por detrás de los baleares (de nuevo), y empatados con navarros, murcianos, cántabros o castellano-manchegos.

También la vivienda, con todos los males que se han cernido sobre ella (hipotecas elevadas; impagos a las ayudas; desahucios) genera una gran satisfacción entre los valencianos: le dan un 7,5, de nuevo en la tercera posición. Y en las relaciones personales, ningún otro español (salvo los ceutíes) está más satisfechos que los valencianos. Un 8 sobre 10.

El entusiasmo mediterráneo decae cuando se pregunta por el sistema institucional. La confianza en la estructura política se encuentra en el 1,9, justo en la media estatal. Lo propio en una autonomía donde el pasado 25M los partidos tradicionales perdieron 40 puntos de votos, al pasar la suma de PPCV y PSPV del 90 % al 50%. También en cuanto a la confianza en el sistema judicial, los valencianos se sitúan en la media estatal, con un 3,1 de puntuación (frente al 3,7 de Murcia).

Desde el punto de vista de la seguridad, los valencianos no tienen una buena percepción. El 78,2% de las personas, por debajo de la media, se sienten «bastante seguras» o «muy seguras» caminando por la calle de noche. La confianza en la Policía, por otro lado, tampoco es de las más altas: un 6,3, de nuevo en la media estatal.

Compartir el artículo

stats