El estudio valenciano de arquitectura Escario Arquitectos S.A.P. ha diseñado el edificio que alberga el Laboratorio de Asistencia Técnica de la empresa Pemex Petroquímica (PPQ) en México, un proyecto «racional, innovador y sostenible» para albergar unas «instalaciones de alta tecnología» ubicadas en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

Desde Escario Arquitectos explicaron que este laboratorio representa «una alianza con el Centro de Investigación en Química Aplicada, Pemex, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Mexicano del Petróleo para ofrecer a proveedores, fabricantes, procesadores y usuarios de plásticos, soporte para mejorar la calidad y rentabilidad de sus productos y procesos industriales».

El edificio, según la firma valenciana, contará con equipamiento de última generación con una inversión total, que incluye la obra, de cerca de ocho millones de euros.

El gerente de Escario Arquitectos, Javier Escario, señaló que el trabajo llevado a cabo en México se enmarca en la decisión de salir al extranjero para extender su mercado en otros territorios, teniendo en cuenta la crisis económica y de la construcción vivida en España.