Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vehículos para la extinción de incendios

Mandos de bomberos estrenan coches mientras las brigadas van en camiones de 19 años

El Consorcio Provincial compra 8 todoterrenos y 4 autobombas por 1,6 millones y defiende que primó «pagar y no despedir» a mejorar la flota

Mandos de bomberos estrenan coches mientras las brigadas van en camiones de 19 años

Mandos de bomberos estrenan coches mientras las brigadas van en camiones de 19 años Levante-EMV

El Consorcio Provincial de Bomberos ha adquirido ocho todoterrenos Nissan Pathfinder, dos para jefes de parque y seis para agentes de turno de casa zona, para renovar los anteriores vehículos que ya superaban los diez años, según fuentes del consorcio. Mientras, los camiones en los que viajan las brigadas forestales para sus trabajos y la extinción de incendios superan los 19 años, denunciaron desde Intersindical Valenciana. Desde el consorcio aseguraron que «se está en previsión de solicitar tres de estos automóviles para las brigadas», lo que no garantiza que este año pudieran estar al servicio de los trabajadores de la entidad.

Desde el consorcio reconocieron que existe una «falta de renovación de vehículos» para la lucha contra el fuego, pero defendieron que se hizo «para poder realizar los pagos de las nóminas al día y no despedir a nadie». «Hemos vivido tiempos de austeridad», aseguraron, al tiempo que cuantificaban la compra de los ocho todoterrenos y de cuatro autobombas en 1,6 millones de euros. Es la primera adquisición de vehículos desde el año 2007, apuntaron.

Ximo Cunyà, de Intersindical Valenciana, criticó la compra de los todoterrenos para mandos porque «el trabajo más peligroso que realizan es para acudir al Puesto de Mando Avanzado cuando se producen incendios». Mientras, añadió, en París utilizan para estas actividades utilitarios de baja gama. «El consumo de los nuevos vehículos se acerca a los 20 litros y vale más una cubierta que las cuatro de una Citroën C15 que utilizo yo para el trabajo en el parque de Xàtiva», manifestó.

El representante de Intersindical explicó que «el vehículo forestal de Alzira tiene más de 20 años y es el único que se conserva en uso, prácticamente en todo el Estado, procedente de una partida de camiones fabricados para el ejército de Egipto y que como no se pagaron se destinaron a extinción de incendios». Para Cunyat esta actuación fue una «chapuza» porque «colocaron la cuba por detrás del eje trasero, que lleva rueda simple (para el desierto) y provocaba reventones, que en muchos casos acabaron en muertes. Por ese motivo se retiraron, excepto el de Alzira». «La situación del vehículo es tan lamentable que el año pasado tuvieron que acoplarle cuatro ruedas completas nuevas porque no hay originales y se tenía que pasar la campaña forestal como fuera. Un año después resulta que llegan 8 Nissan Pathfinder nuevos para los mandos y los bomberos afrontan la campaña forestal más difícil de la historia», denunció, mientras recordó que el resto de camiones para la brigadas forestales se encuentran en la misma situación.

Desde el consorcio anunciaron que el próximo mes de julio el parque de bomberos de Torrent estrenará una bomba nodriza pesada. En el mes de octubre, añadieron, llegarán a los parques de la provincia de Valencia otras tres bombas urbanas pesadas «para renovar unidades que ya han cumplido los quince años».

Cunyat también denunció que los coches de los mandos no se han utilizado siempre para su cometido. «El Nissan Patfhinder de este parque lleva 130.000 kilómetros de los cuales, más de 100.000 los hizo el antiguo jefe de parque desplazándose en él desde su domicilio de la zona 1 (Sagunto) a su centro de trabajo en Xàtiva y de allí al pluriempleo que tenía dando clases», afirmó.

Compartir el artículo

stats