La portavoz adjunta de Compromís en las Corts Valencianes Mònica Oltra ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra su expulsión del pleno el pasado 8 de mayo y contra la sanción que suspende durante un mes su condición de diputada, aprobada por el PP el 11 de junio.

Oltra ha explicado en un comunicado que esas dos decisiones han supuesto una vulneración de sus derechos constitucionales, y ha pedido al Tribunal Constitucional que anule esta sanción "injusta, impuesta desde el PP para dejar fuera de Les Corts a la alternativa de gobierno" en esta comunidad.

La diputada fue expulsada del pleno por el presidente de Les Corts, Juan Cotino, el pasado 8 de mayo durante un cruce de acusaciones entre la bancada popular y Oltra, quien se negó a abandonar la sesión al alegar que no había oído las tres llamadas al orden que reglamentariamente deben preceder a la expulsión.

La Mesa de Les Corts acordó, por la mayoría absoluta del PP, la suspensión temporal de la condición de diputada de Oltra durante un mes por una razón de disciplina parlamentaria, y así lo ratificó un pleno secreto de la Cámara el pasado 11 de junio, con los votos a favor del PP, en contra del PSPV-PSOE y la ausencia de Compromís y de Esquerra Unida.

En el recurso, la diputada manifiesta que se han vulnerado los principios del régimen sancionador, ya que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional establece que cualquier decisión que implique una sanción debe respetar las reglas del ámbito penal.

A su juicio, eso no ha sucedido en este proceso sancionador, en el que se ha incurrido "en múltiples infracciones del derecho a la defensa y el derecho a un proceso justo dirigido desde la imparcialidad".

Oltra pide al Constitucional amparo frente a "los abusos de un PP que impone sanciones en función de sus intereses particulares y al margen de los derechos constitucionales que les resultan molestos".

Asimismo, sostiene que el artículo del reglamento que se le ha aplicado es "anticonstitucional, porque no se puede someter a la votación de una mayoría la sanción de pérdida de la condición de diputada a una persona electa por el pueblo y que representa a los ciudadanos".

"Esto convierte la votación en un tema de oportunidad política, no de legalidad", asegura Oltra.

Para la diputada, el presidente de la Cámara, Juan Cotino, y el PP "se han creído que Les Corts son su cortijo particular", y ha calificado de "impensable, en cualquier democracia avanzada, que un partido en solitario, porque tiene mayoría absoluta, suspenda el acta a una diputada elegida por el pueblo".

A su juicio, el PP "no ha entendido" que los diputados han sido elegidos por el pueblo y que ellos no pueden eliminar la voluntad popular.

"El Tribunal Constitucional ha de poner freno al avance de la democracia autoritaria que se impone a través de la tiranía de la mayoría", ha concluido Oltra.