Como en los días políticamente más negros del terremoto Gürtel, cuando el expresidente Francisco Camps rompió toda relación institucional con la oposición y el PP pasó a copar todos los cargos de designación del Parlamento que no precisaban de mayoría cualificada, los populares tienen previsto quedarse con el 100 % de los representantes de las Corts en los consejos sociales de las cinco universidades públicas valencianas. La semana que viene, el primer «pleno escoba» elegirá a los vocales por designación parlamentaria. El plazo para presentar candidatos finaliza hoy pero el PP ya ha presentado una lista con diez nombres, dos por cada centro académico, con lo que la oposición no colocará ni una sola voz en estos órganos.

«Es una vergüenza», censuró ayer el líder del PSPV, Ximo Puig, quien lamentó que mientras el presidente Alberto Fabra ofrece diálogo a la oposición para abordar cuestiones como la reforma del Estatuto, «a la hora de la verdad se evidencia que no hay ningún interés de hablar de nada y el talante totalitario que tienen, incapaces de abrir espacios de pluralidad». Máxime, añade, teniendo en cuenta que la representación de las Corts «es la única donde cabe introducir la pluralidad política». Y es que la composición es casi monocolor del PP, toda vez que, amén de estos vocales, el conseller con competencias en investigación designa a un consejero; el de Educación, tres; los ayuntamientos y las diputaciones, todas ellas del PP, uno cada uno. Aparte, los empresarios nombran tres; los sindicatos, otros tres; las Cámaras de Comercio, uno; y los Colegios Profesionales, uno.

Del CES a Anecoop

La propuesta del PP situará en el consejo de la Universitat de València a Xavier Alfonso Diego (de Valcapital, la primera gestora de capital riesgo valenciana) en lugar de Amparo García Chapa, y repetirá Alfonso Maldonado; en la Politécnica, sigue José María Planells (expresidente de Anecoop) y entra Federico Torres por Isabel Pérez Brull; en la de Alicante, Andrés Lluch y Juan Antonio Iniesta relevan al fallecido Vicente Sala y Eduardo van der Hofstadt; en la Jaume I, continúa Rafael Cerdà (presidente del CES) y se elegirá a Berta Rapalo en lugar de Juan José Monzonís; y en la de Elx, repiten Antonio Guilabert y José Quiles.

Hasta 2009, el PP se quedaba una plaza por consejo y dejaba la otra al PSPV, que cedía un puesto a EU y otro a Compromís. En junio de hace cinco años, los populares coparon todas las plazas. Socialistas, Compromís y EU negociaban ayer la presentación de una lista consensuada con personas independientes. La intención es «evidenciar que hay otra forma de hacer las cosas». El PP quiere desbloquear el Síndic de Greuges y la renovación del Consell de Cultura y el Jurídic. «Con actitudes y gestos como éstos, será imposible», avisó Puig.