Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Los editores advierten que los libros de Naturales y Sociales serán inviables si Educación no fija la lengua

Alertan del «caos» que provocará que cada colegio pueda elegir hasta 3 idiomas y cambiarlos cada año

La libertad que ha dado la Conselleria de Educación a los colegios de Primaria para que puedan elegir en qué idioma impartir una de las dos nuevas materias con que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) finiquita la asignatura de Coneixement del Medi, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales, ha encendido las alarmas entre la Associació d'Editors del País Valencià (AEPV). El departamento de la consellera María José Català únicamente obliga a los colegios a impartir en valenciano una de las dos, la que prefieran los centros, mientras que la otra se podrá enseñar en castellano, valenciano o incluso en inglés.

La AEPV ha remitido una carta a la consellera en la que alerta que la autonomía dada a los colegios «puede derivar en una fragmentación y casuística tal, que haga inviable económicamente para las empresas editoriales la elaboración de materiales para profesores y alumnos».

La misiva, enviada el martes, informa a Català de que otras autonomías bilingües, como Galicia, «han resuelto esta situación estableciendo la enseñanza en lengua propia en determinadas asignaturas». Por ello, la AEPV, sugiere a la consellera que, por lo que respecta a Sociales y Naturales, «resultaría conveniente establecer cuál de las dos tendría que impartirse en valenciano en todos los colegios». El presidente de la AEPV, Jesús Figuerola, incide también en que los colegios «podrán elegir cada año la lengua en la cuál impartirán una de estas dos asignaturas, lo que no encaja con la propuesta de la consellera de que los libros duren seis años en lugar de cuatro».

Figuerola, además, recalca que Medi, «se ha impartido siempre en valenciano en las líneas de enseñanza en castellano, pero ahora al dejar libertad a los centros será legal que algunos colegios den menos horas en valenciano, lo que entra en contradicción con Lleí d'Ús, que dice que los escolares al acabar la enseñanza obligatoria deben de dominar las dos lenguas oficiales». Por esta razón, la AEPV también propone a Educación «la utilidad de determinar en qué lengua debería darse el área de matemáticas».

En cuanto a la orden que última conselleria para que los colegios no cambien el próximo curso los libros salvo Sociales, Naturales e Inglés de primero, tercero y quinto de Primaria en los que empieza a aplicarse la Lomce, Figuerola duda que los materiales actuales «se adapten a los nuevos currículos en los que ya no se trabaja por ciclos sino por cursos». «Otra cosa apunta es que la consellera esté animando a que los colegios no cumplan el temario de la Lomce».

Compartir el artículo

stats