Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrestos

La policía detiene al exdirector y al actual responsable de Vaersa por malversación

La Udef arresta a Felipe Espinosa y a Enrique Simó por adjudicaciones sin concurso en la empresa de la Generalitat

La Policía Nacional ha detenido al ex director de Vaersa Felipe Espinosa y al director actual de la empresa pública, Enrique Simó Arnau, por los supuestos delitos de malversación y prevaricación, según confirmaron ayer fuentes de toda solvencia. Espinosa y Simó han sido arrestados por la contratación de asesorías jurídicas sin concurso público e irregularidades como el pago de nóminas y facturas infladas. Además, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) investiga la compra de todoterrenos por valor de 1,4 millones de euros. Espinosa ha pasado la noche en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía y Simó fue puesto en libertad tras declarar como imputado con la asistencia de su abogado.

La UDEF lleva meses investigando las supuestas irregularidades en la empresa pública Vaersa que ayer desencadenaron la detención de Felipe Espinosa y Enrique Simó. La Fiscalía ha pedido que Espinosa, Simó y la anterior jefa de recursos humanos de Vaersa, Anna Bayarri, devuelvan el dinero gastado por la mercantil en letrados privados durante dos años. Vaersa presuntamente malversó 655.135 euros.

La Sindicatura de Comptes reveló las irregularidades en los informes de 2009 y 2010 y después lo denunció el sindicato CGT. Vaersa abonó los 655.153 euros en dos años a un grupo de asesorías jurídicas sin mediar concurso público y «sin previa formalización contractual». El gasto en letrados privados no se limitó a los años investigados sino que Vaersa llegó a pagar dos millones de euros a siete despachos de abogados en seis años, según admitió la empresa en un documento interno suscrito por el responsable de gestión financiera.

Vaersa recurrió a la asesoría letrada sin concurso previo a pesar de que la conselleria tenía suscrito «desde 2006 un convenio para que los letrados de la Generalitat Valenciana le prestaran los servicios de asistencia jurídica por 3.600 euros anuales». La Fiscalía ha interpuesto ante el Tribunal de Cuentas una demanda de procedimiento de reintegro contra los tres directivos para que sean condenados «como responsables contables directos, al reintegro de los perjuicios causados a los fondos públicos».

El fiscal también investiga la compra de 65 vehículos todoterreno en 2010, en una etapa en la que estaba Felipe Espinosa al frente de Vaersa. La policía entró hace dos semanas en la sede de Vaersa para recabar información de la compra de los vehículos por un importe de 1,4 millones de euros. En marzo de 2010, Levante-EMV desveló gracias a una denuncia de Intersindical Valenciana, la adquisición por Vaersa de 115 vehículos todoterreno de «alta gama» en los que pensaba invertir 2.391.000 euros. Hasta entonces, los vehículos de la empresa empleados en su división forestal y tareas de prevención se contrataban mediante un «leasing» anual de 500.000 euros que incluía reparaciones, sustitución y mantenimiento. La compra coincidió con un recorte de 2.390.998 euros en personal de vigilancia, lo que llevó a la Intersindical a pedir el cese fulminante del entonces conseller de Medio Ambiente y actual presidente de las Corts, Juan Cotino.

Felipe Espinosa pasará hoy a disposición judicial y Enrique Simó tendrá que comparecer cuando le cite el juez encargado de las pesquisas.

Compartir el artículo

stats