"Si yo fuera presidenta de las Corts podría mi cargo a disposición del presidente Fabra". Así de contundente se ha mostrado la portavoz del Gobierno valenciano, María José Catalá, en torno a Juan Cotino por las últimas informaciones y grabaciones que lo vinculan al caso Brugal.

Català ha querido dejar claro que el presidente de las Corts "no está imputado" y ha recordado que "estas conversaciones son conocidas desde hace años sin que se haya producido la apertura de acción alguna" sobre Cotino. Además, ha incidido que el presidente de la Cámara "ha declarado en dos ocasiones como testigo".

Preguntada sobre qué haría ella si se encontrara en la situación actual de Cotino, ha afirmado que poner su cargo a la disposición del president de la Generalitat, aunque ha matizado que eso no es una demanda que le hace, sino "una valoración personal".

Además, ha recordado que Cotino sí que ha declarado en dos ocasiones, pero en calidad de testigo, en otros casos, y que también ha dado explicaciones ante la comisión parlamentaria del Estatuto del Diputado.

"Nosotros respetamos los procesos judiciales, y en este momento, insisto, el presidente de Les Corts no está imputado", ha manifestado Catalá, quien ha resaltado que ella pondría su cargo "siempre, en estas y en todas las circunstancias, a disposición" del president, cuya línea respecto a los imputados "está muy clara".