Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 80 % de los ejemplares ya ha desaparecido

La revisión del catálogo realizado por Rafael Janini en 1914 permite calibrar el patrimonio perdido

En 1914, el ingeniero Rafael Janini publicaba «Algunos árboles y arbustos viejos de la provincia de Valencia», convirtiéndose así en un pionero en el reconocimiento y la protección de los grandes árboles en un país cuyos habitantes pasaban entonces por arboricidas. La Diputación de Valencia ha declarado 2014 como el «Año Janini» en homenaje al ingeniero agrónomo y recuperado 46 fotografías del propio Janini y de Saturnino Muñoz Latorre con algunos de los mejores ejemplares arbóreos de la época.

Cien años después de aquel primer inventario, el 80% de los árboles que Janini considero merecedores de ser reseñados han desparecido...

Ahora, la mayoría de la sociedad valenciana se ha conjurado para que algo así no vuelva a ocurrir, conscientes de la importancia de este patrimonio.

La Generalitat Valenciana dispone de un Catálogo de Árboles monumentales que suma ya 879 ejemplares. Todos están ahí por cumplir algunos requisitos marcados por ley: tener más de 350 años o 30 metros de altura; disponer de seis metros de perímetro o 25 metros de diámetro de copa, etc.

Entre los ejemplares catalogados destacan los olivos (36%), la sabina albar (17%), el algarrobo (8%), la carrasca (7%) o la palmera datilera. Muchos ayuntamientos han elaborado o están en vías de hacerlo su propio inventario de Árboles Monumentales de Interés Local y los propietarios de estas joyas de la naturaleza ya no los consideran un estorbo sino un privilegio. «En muchos casos son ellos quienes lideran su protección y buscan en la administración el apoyo y el asesoramiento para seguir conservándolos», según destaca Bernabé Moya, director del Departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia.

Compartir el artículo

stats