Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diversidad familiar

Mis mamás me miman

Una editorial publica dos libros de recuerdos para bebés de madres solteras y parejas de lesbianas con el objetivo de «normalizar la diversidad familiar»

Amparo tuvo un niño como madre soltera. Su amigo Sergio, que también acababa de estrenar paternidad, quiso regalarle uno de esos libritos de recuerdos que los papás van rellenando con fotos y anécdotas de los primeros meses del bebé. Pero en la tienda no había uno para una familia como la del pequeño Simón, donde sólo había «mamá». En la mayoría, diseñados bajo el esquema de la familia tradicional, quedaría un hueco bajo el epígrafe de «Mi papá se llama?». «O consigues ese libro o te lo hacemos», sentenció Sergio.

Así surgió una idea que se ha convertido en el primer libro (dos formatos, en realidad) de recuerdos para bebés de familias monoparentales (madres solteras) y parejas del mismo sexo (homoparentales). A Sergio López y Edu Febrero, después de mil ideas surgidas del tiempo libre que deja el desempleo, se les encendió la bombilla. Aquella «carencia» se convirtió en idea; la idea en proyecto, y tras unos meses de gestación el pasado viernes dieron a luz en Russafa una edición que, antes incluso de llegar a la librería, ya ha entusiasmado y despertado el interés del colectivo LGTB de Valencia, las familias monoparentales e incluso el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). El resultado se llama «Mis mamás y yo» y «Mi mamá y yo».

Pese al predomino social y simbólico de la familia tradicional, la diversidad de modelos de convivencia es cada vez mayor y exige su representación. Según las últimas estadísticas, España tiene 1,7 millones de hogares monoparentales; y 178.000 están formados por madres solteras. No hay datos oficiales de familias homoparentales, pero tras el impulso de la ley de matrimonios de ZP, su número se ha disparado, sobre todo las formadas por mujeres.

«Estas iniciativas contribuyen a normalizar estructuras familiares que no tienen muchos referentes como estos libros», apunta Paco Inclán, que aporta la gestión editorial a este proyecto desde su revista «Bostezo». «Es una idea pionera que surge de una carencia», añade. «Si empiezas a educar desde la semilla normalizas una situación», tercia en la conversación Elena Tormo, la cuarta pata de esta iniciativa alumbrada por un grupo de amigos de Burjassot y Godella.

Tormo, ilustradora y diseñadora, ha dado color y forma a estos dos libros. Una de las particularidades es, precisamente, su estética. La mamá, o las mamás, dependiendo de la edición, está representada por animales, uno distinto en cada página, aquí un canguro, allá una jirafa y después un ratón.

El libro crea un relato del primer año del niño, desde antes incluso del nacimiento con espacios para pegar desde la ecografía hasta las fotos de su primer cumpleaños. Cada hoja está salpicada de campos para reflejar cuándo y cómo se produjeron los primeros pasos; cómo fue el día del parto o qué noticias, películas o canciones marcaban el ritmo aquella jornada.

«Estamos especialmente orgullosos del árbol genealógico», apunta López, uno de los promotores. Se trata de unas páginas abiertas para que, sin tener que someterse a los lazos familiares tradicionalmente establecidos (abuelos, padres, hermanos, primos), la mamá o mamás escojan a quien quiera reflejar como parte de su familia, sin obligaciones prefijadas.

La buena acogida del libro (las celebraciones del día del Orgullo les ha generado un bueno número de presentaciones, con contactos en Madrid y Barcelona) les ha animado a pensar en futuros proyectos, como traducirlo al catalán y, por qué no, al inglés. «Es una gran iniciativa señala Marc Brell, presidente de la asociación de familias homoparentales Galesh, todos los cuentos hablaban de papá y mamá. La sociedad está haciendo lo que los gobiernos deberían hacer». Brell, de hecho, propone otro enfoque para el debate sobre la diversidad familiar: «Si hay una minoría hoy es la familia formada por papá y mamá en primeras nupcias. La minoría apostólica y romana. La mayoría de parejas son reconstituidas. Hay divorcios, separaciones, nuevas parejas? Lo normal es que un niño tenga dos padres y una madre; dos padres y dos madres; dos madres y un padre», concluye.

Compartir el artículo

stats