Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin dinero para la operación de retirada de la anilla

Muchos pacientes pidieron un crédito al banco para someterse a la reducción y todavía lo están pagando

Más allá del problema de salud al que puedan verse sometidos, estos tres valencianos piden además responsabilidades al doctor Dolz por presunta estafa. «Nosotros pagamos un dinero, 6.500 cada uno, a tocateja y en efectivo el mismo día de la operación. No nos dieron recibo ni nada, solo la factura por hospitalización en el Hospital Virgen del Consuelo». Consideran que no han recibido el resultado esperado. Perdieron kilos y ahora los han vuelto a recuperar, eso sí, dejándose la salud por el camino.

«Si me tengo que quitar la banda de manera urgente, ¿Quién me lo paga? Porque por la Seguridad Social pasarían meses. No nos podemos arriesgar a que nos pase algo, tenemos dos niños pequeños», cuenta Asiak, con un ojo puesto en su bebé de apenas mes y medio.

Los tres miembros de esta familia tuvieron que pedir un préstamo al banco que todavía estan pagando, como también muchos de los otros afectados. «Estoy en paro, no me van a volver a dar otro crédito», lamenta Emilio. «Este hombre nos ha estafado y arruinado», apostilla.

Volver a entrar en el quirófano supone cerca de 1.000 euros por persona, suponiendo que la operación en sí se la realicen de forma gratuita por encontrarse la anilla en mal estado.

«Además, aunque dispongamos del dinero, ¿Quién me lo quitaría? ¿Me la cambiarían por otra banda? Yo ya no me fio», expone Asiak. De hecho, el cirujano al que se ha dirigido al encontrarse peor, le recomienda que no se vuelva a poner la banda, sino que se haga un bypass gástrico. «Yo lo que quiero es que me devuelvan mi dinero y mi salud», sentencian.

Compartir el artículo

stats