La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) ha criticado el "retraso" en los pagos de la Generalitat que están sufriendo familias con niños tutelados en la Comunitat Valenciana y que, en algunos casos, han llegado a provocar que "les corten la luz". Por su parte la Conselleria de Bienestar Social ha recalcado que no se trata de una situación generalizada, sino que "afecta solo a 79 de las 494 familias educadoras" y que es debida a "cuestiones de trámites administrativos". Además, ha avanzado que se van a regularizar los pagos durante la primera quincena de julio.

El sindicato ha informado, a través de un comunicado, de que "en la Comunitat Valenciana hay más de 1.200 menores acogidos en familias distintas a las de origen, para la atención de sus necesidades básicas y afectivas, de los que poco más de 500 menores están bajo la guarda o tutela de la Generalitat, y están acogidos por familias educadoras, y unos 700 están acogidos por familia extensa o allegada (abuelos, tíos o vecinos)".

En esta situación, prosiguen, se encuentran centenares de familias en las que son los abuelos (también tíos, o familia extensa o allegada) quienes atienden a 2 o 3 nietos ante la dificultad o dejación de funciones de sus padres. En muchos casos los únicos ingresos provienen de una exigua pensión del abuelo, con la que ha de hacer frente al cuidado de sus nietos.

"Muchas de estas familias --prosigue-- no pueden afrontar ni siquiera los gastos para la alimentación de estos menores; a algunas familias se les ha cortado la luz por falta de pago. Se trata de familias vulnerables que intentan cuidar a niños de familiares o de vecinos que no prestan a los menores el cuidado necesario".

Para la FSP-UGT, "la solidaridad de estas familias contrasta con la insensibilidad de la Generalitat, que no prioriza el pago de las escasas ayudas que concede, a pesar de los constantes informes que exponen los alarmantes índices de pobreza infantil".

En este sentido, desde la federación manifiestan que las ayudas a las familias educadoras deben cubrir los gastos de manutención de los menores acogidos, "pero resultan muy escasas para atender tratamientos médicos o psicológicos que en muchos casos precisan, los desplazamientos, los libros de texto (máximo 125 ?) o multitud de gastos extraordinarios a lo que debe añadirse que estas prestaciones económicas computan como ingresos a efectos fiscales".

GASTOS EXTRAORDINARIOS

También se dan casos, agrega la organización, en que los menores no poseen documento de identificación por problemas con los países de origen de sus padres biológicos, lo que impide el acceso a otras prestaciones, por ejemplo por discapacidad. Según UGT, "la Generalitat ha rebajado del 100 al 60% la cobertura de los gastos extraordinarios".

Desde este sindicato aseguran que "el retraso en el pago de ayudas alcanza los seis meses, y se vienen reproduciendo de forma crónica, lo que lleva al colapso económico de muchas familias". "La ayuda a familia extensa es de 4,5 euros por menor y día, y de 9 en familia educadora (que asciende a 10,50 euros si se trata de menores con necesidades especiales)".

Para la FSP-UGT, la actitud de la Generalitat resulta "miope e ineficiente, porque el ingreso de un menor en un centro de acogida tiene un coste muchísimo mayor, ya que puede estar sobre los 80 ?/día, que es 8 veces más que el coste en una familia educadora y 17 veces el coste de la atención en familia extensa o allegada. A ello hay que añadir los recortes en las políticas sociales de prevención en el ámbito de menores, como son los recortes en SEAFIs (Servicios de Atención a Familia e Infancia) gestionados por los ayuntamientos o los centros de día.

En la misma línea, la FSP considera que "este desmantelamiento de los servicios sociales provoca que haya casos en que no se detecten maltratos y otros en los que los servicios municipales no podrán atender a menores de familias desahuciadas porque no tienen medios suficientes".

"TRÁMITES ADMINISTRATIVOS"

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Bienestar Social han asegurado a Europa Press que los retrasos en los pagos "no son generalizados" y que, de hecho, en las provincias de Castellón y Alicante se han hecho efectivos todos los abonos hasta abril y en Valencia "han cobrado 148 familias y quedan pendientes solo 79 debido a trámites administrativos, algunos tan simples como no haber presentado a tiempo el IBAN".

En este punto, concretan que "tan sólo 79 de las 227 familias educadoras de la provincia de Valencia han sufrido retrasos por incidencias en los trámites administrativos, pero esta cuestión ya se ha solventado y se ha priorizado el pago para la primera quincena de julio".

"Si bien hay 79 familias con atrasos, hay 148 familias educadoras en la provincia de Valencia, 242 familias educadoras de Alicante y 50 familias de Castellón que han cobrado hasta abril y cobrarán el mes de mayo en la priorización de julio", han especificado los responsables de Bienestar, que han recordado que la ayuda se realiza a mes vencido.

Igualmente, han puntualizado que, en la actualidad hay más de 2.700 menores en acogimiento familiar. En la Comunitat Valenciana, de ellos, un total de 515 menores en situación de tutela o guarda están acogidos por 494 familias educadoras de la Comunitat Valenciana, y el resto en familias extensas.

Desde este departamento subrayan que "la Generalitat es sensible a la situación y por tal razón, las familias tanto extensas como educadoras han cobrado hasta el mes de abril en las tres provincias y se ha priorizado para este mes de julio el pago del mes de mayo".

Respecto a las ayudas para gastos extraordinarios, manifiestan que "no ha sufrido ninguna rebaja, se financia el 100% de los gastos extraordinarios de primera necesidad, como gafas, audífonos, o prestaciones ortoprotésicas y el 60% para los restantes gastos extraordinarios, y, además estos menores tienen prestación farmacéutica gratuita y beca de comedor escolar", entre otros servicios.

En cuanto a las ayudas de libro de texto, prosiguen, se corresponde con la aportación que venía estableciendo la Conselleria de Educación. También, las ayudas que reciben las familias no computan como renta a efectos fiscales, están exentos de contribución, tal y como establece la norma que regula el IRPF.

Respecto a la documentación de menores extranjeros, la Conselleria "realiza todos los trámites oportunos pero en ocasiones, son los servicios diplomáticos extranjeros los impiden documentar a los menores basándose en normas soberanas de los mismos".

En cuanto a las ayudas económicas, se ha aumentado en este ejercicio 2014 las cuotas diarias de la ayuda en el siguiente porcentaje: 18% cuota menor/día familia extensa y 6% cuota menor/día familia educadora.

Finalmente, sobre el presupuesto de SEAFI, la administración afirma que "este año se ha aumentado 29,32% el presupuesto para este servicio que prestan las entidades locales", ya que la dotación de 2013 fue 1.846.920 euros y este año asciende a un total de 2.388.400.