Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centro de internamiento

Dieciséis internos del CIE de Zapadores se fugan a plena luz del día y a la carrera

Escaparon aprovechando la entrada en el edificio de dos operarias de la limpieza y un policía

Dieciséis internos del CIE de Zapadores se fugan a plena luz del día y a la carrera

Dieciséis internos del CIE de Zapadores se fugan a plena luz del día y a la carrera

Al menos 16 inmigrantes lograron ayer fugarse del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, a plena luz del día y en horario habitual de visitas de familiares y amigos. Según confirmaron ayer fuentes policiales, la evasión tuvo lugar al aprovechar los internos el acceso al edificio dónde están confinados por su situación de irregularidad en el país de dos encargadas de mantenimiento y del agente de la Policía Nacional que las acompañaba, a los que habrían empujado con el carro de la limpieza para tener el paso franco hacia el exterior del inmueble desde la planta baja. A continuación varios de ellos lograron salir del complejo de Zapadores saltando alguno de los muros que lo rodean, según aseguraron las mismas fuentes policiales, que también afirmaron que ya se está investigando qué produjo este fallo en la seguridad del CIE.

La fuga tuvo lugar alrededor de las 12 del mediodía y a las 14.00 horas ya habían sido detenidos 7 de los fugitivos, tanto en el interior del complejo como en las calles próximas. En declaraciones ayer a este periódico, fuentes de la investigación mostraron su convencimiento de que no se había tratado de un acto improvisado y que al menos una parte de los participantes en la evasión había planeado la forma escapar, esperando a que las mujeres de la limpieza dejaran abierta una de las puertas de la planta baja del CIE (donde se encuentra la recepción, el almacén, el área de visitas, los patios, el comedor y las áreas comunes) para huir, e intentado involucrar al mayor número de internos con el fin de dificultar que los agentes encargados de su vigilancia les atraparan.

Las mismas fuentes confirmaron que durante la huida no se registraron heridos, ni por parte de los inmigrantes ni de los agentes. Este periódico sí pudo saber que uno de los detenidos al parecer, un joven de 17 años y de nacionalidad marroquí sufrió una crisis de ansiedad en el momento de ser atrapado por la Policía, y tuvo que ser trasladado y atendido en un ambulatorio cercano, tras lo cual fue devuelto a Zapadores.

Una joven internada en el CIE de Valencia relató a Levante-EMV apenas una hora después de lo ocurrido cómo vio salir en tropel, y a toda velocidad, a «unas veinte personas» desde uno de los patios. «Las mujeres de la limpieza abrieron la puerta, para cambiar las sábanas o para lo que fuera, y las empujaron y salieron corriendo por la puerta principal», aseguraba ayer la interna. «La Policía estaba también en el patio pero eran tantos los que corrían hacia ellos que no se atrevieron a hacer nada. Iban en manada y los empujaron», afirma la testigo.

Según explicaba ayer la joven, ni ella ni ninguna de sus amigas internadas en el CIE de Zapadores quisieron participar, pero sabían que esto podía ocurrir «porque ya lo habían intentado antes». «Me queda poco tiempo aquí, no vale la pena», señalaba. La interna destacaba también «lo rápido que ocurrió todo» y como se fueron uniendo a la evasión algunas personas que se encontraban «dónde están los teléfonos» y que, al parecer, hasta ese momento no tenían conocimiento del plan de fuga.

Al cierre de esta edición se desconocía si se habían producido más detenciones a lo largo del día. Fuentes con contactos en el interior del CIE señalaron que por la tarde la Policía realizó un recuento de internos para tratar de identificar a todos los fugados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats