Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opiniones enfrentadas

El IVAM divide al mundo del arte

Las primeras decisiones del nuevo director, José Miguel G. Cortés, de cancelar exposiciones y eliminar la sala de Miquel Navarro, suscitan opiniones enfrentadas - Artistas, críticos y exdirectores creen que una guerra perjudica a un museo en situación delicada

Unos respaldan las primeras decisiones al frente del IVAM de José Miguel G. Cortés (dígase Artur Heras o Jordi Teixidor, reciente Premio Nacional de Artes Plásticas 2014), otros las critican (léase José Sanleón) y otros prefieren mantener las distancias con el conflicto, sea a modo de protesta (José Luis Pérez Pont, presidente de los críticos de arte valencianos) o por desinterés dada la trayectoria del museo los últimos lustros (Juan Genovés).

Este puede ser el resumen de la actitud del mundo del arte valenciano ante la última polémica que azota el IVAM tras la decisión de Cortés, como avanzó Levante-EMV, de eliminar la galería permanente dedicada a Miquel Navarro (la 1, que da a la fachada del edificio) y anular todas las exposiciones comprometidas para 2015 por la anterior directora, Consuelo Ciscar. Entre ellas, la que tenía ya preparada Uiso Alemany (Valencia, 1941). Tanto el escultor como el pintor se han rebelado contra las medidas y formas del director y han puesto a sus abogados a trabajar. Mientras, la consellera María José Català ha tenido que salir a mediar.

Jordi Teixidor

«Partamos de que la obra de Miquel me gusta, pero me pareció siempre excesivo, desmesurado, que el museo diera su sala principal a un artista aún en funcionamiento», afirma Jordi Teixidor desde Madrid, donde tiene su estudio desde los años 80.

El creador, que acaba de ganar el Premio Nacional de Artes Plásticas, aporta otro argumento: al dar a Navarro la sala de la fachada, Julio González „el escultor que da apellido al IVAM y cuya colección se encuentra en otro espacio interior„ «queda en un segundo plano».

Así que, «sin quitar méritos artísticos a Miquel Navarro», a Teixidor la decisión de Cortés le parece «justa». Al nuevo director „fue nombrado el 23 de septiembre tras un concurso de méritos„ le advierte del gran esfuerzo que tiene por delante porque el museo estaba «a punto de hundirse».

Juan Genovés

En Madrid también tiene su taller Juan Genovés (Valencia, 1930). Allí está «encerrado» estos días, explica, para preparar las exposiciones que le reclaman de Nueva York y de la Feria de Miami, de modo que el IVAM y el último conflicto le quedan «muy lejos» „«y no es excusa para no hablar», apostilla„. Sólo lamenta que el museo, cuyo arranque hace 25 años fue «estupendo», es «una pena; hace mucho tiempo que dejó de interesarme».

José Sanleón

José Sanleón sabe bien de conflictos entre política y arte en esta Valencia. ¡Qué pregunten a su Esclavo y cómo acabó! Él no comparte el arranque de gestión de Cortés. «Pienso que las cosas se han hecho muy mal», señala a este diario. Ni las medidas ni las formas aplicadas le gustan. «Entiendo que el director tenga su criterio, pero las formas han hecho perder la argumentación que pudiera tener», asegura.

Sanleón se declara «al 100 %» al lado de Miquel Navarro, cuyo espacio estaba ya «perfectamente establecido». Y de las muestras anuladas, «sin valorar los méritos de uno u otro artista», precisa, «está claro que el trabajo invertido no se puede eliminar unilateralmente».

Manolo Boix

Manolo Boix, uno de los nombres destacados en el arte valenciano, cuya obra aún no ha sido expuesta en el IVAM, admite que «cualquier cambio en un museo siempre es traumático».

Para él, se ha demostrado que fue una equivocación dedicarle una gran sala a un autor vivo, pero también sostiene que si «empezamos tan pronto a hablar es porque hay quizás intereses ocultos». Para el de l'Alcúdia, todo calendario de exposiciones es una idea, pero para opinar sobre un resultado hay que dejarlo que se desarrolle. Y sostiene que, cuando se duda antes de tener motivos para un juicio, hay que entender que los titubeos del principio no se deben de dar por malos.

Joan Ripollés

«¡Qué se apañen!», zanja por su parte Joan Ripollés. «Son polémicas de las que estoy al margen. Me preocupa mi trabajo y el de otros, en cosas políticas ni estoy ni me interesan. Sigo en mi camino antes, durante y siempre. Lo mío es expresarme, como los pollos, y trabajar. Y se acabó».

Tania Blanco

Una óptica diferente a las demás propone Tania Blanco (Valencia, 1978), presidenta de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (Avvac). La asociación lleva años reclamando un director por concurso de méritos y la aplicación del Manual de Buenas Prácticas. Lo primero lo ha conseguido, pero el elegido no se ha comprometido con lo segundo, así que critican a Cortés por ello.

El conflicto, asegura Blanco, no existiría si las buenas prácticas hubieran funcionado en el museo, ya que habría contratos de exposiciones con todos los detalles atados (no sólo cartas). Por tanto, «no estamos del lado de nadie», dice la creadora, porque, por otra parte, «no podemos ponernos de parte de quienes han sido afines a la política desastrosa de Ciscar».

Artur Heras

«El conflicto no es nuevo, no ha desaparecido en quince años. Al final, es una manifestación de intereses: lo mío sobre lo de los demás», declara Artur Heras, que critica que la sociedad haya soportado impasible cómo se ha dirigido el IVAM y nadie haya dicho «hasta aquí».

«Nadie cuestiona el trabajo y la figura de Miquel Navarro, aceptada por todos „afirma„. Lo intolerable es que quede ocultada la de Julio González, como si se tratara de la tumba de Lenin». «¿Y dónde está el trabajo de Alfaro, que algunos decían antes que era el artista oficial?», se pregunta.

José Francisco Yvars

Si bien algunos directores del IVAM, como Kosme de Barañano, prefieren no manifestarse al carecer de suficiente información, dijo, sí lo hace José Francisco Yvars, quien además iba a ser comisario de una de las exposiciones suprimidas de 2015, dedicada al artista italiano Nino Lupika.

Yvars resta importancia a la supresión de la muestra, ya que la línea expositiva depende de quien manda en cada momento. «Lo que me ha dolido es que se haya envenenado lo de Miquel. No me gusta, porque una exposición se puede hacer hoy, mañana o dentro de unos años».

Tomàs Llorens

En términos similares se expresa otro exdirector del museo y verdadero ideológo de su fundación, Tomàs Llorens. El extitular del Reina Sofía y el Thyssen de Madrid, aunque reconoce no conocer el contrato con el escultor, sí entiende que estos se deben respetar, aunque habría que mirar los aspectos. «Lo triste es que se produzca un desencuentro entre Cortés y Miquel Navarro, uno de nuestros artistas más destacados, sin entrar o no en la sala. Una guerra interna en el IVAM es lo menos conveniente para un museo y menos ahora para el IVAM. Este es su colección más que el peso de los directores que haya tenido o vaya a tener. Lo que me parece chocante es esa proclamación de que está en transición».

Para Llorens, el caso de la cancelación de las exposiciones es más relativo por los problemas económicos del instituto y su reducción presupuestaria. «Quizas esa situación es la que no permita algunas exposiciones», si bien habría que ver caso por caso.

Carmen Alborch

Carmen Alborch se mantiene prudente en sus declaraciones desde que salió del IVAM por «el bien de la institución», aunque ha hablado con Ximo Puig, el líder del PSPV, admite, y está atenta a las iniciativas en Corts. En su opinión, estamos ante «un conflicto que se podría haber evitado, y que espero que se resuelva bien». En todo caso, «tiene que ver con la política cultural en general del PP», matiza.

José Luis Pérez Pont

El presidente de los críticos de arte valencianos (AVCA), José Luis Pérez Pont, entró por primera vez al IVAM después de muchos años en la presentación de Cortés. Hoy se muestra desencantado: «Hasta que el nuevo director no se posicione a favor de aplicar el Manual de Buenas Prácticas no tengo nada que decir. Tiene un gesto pendiente con el sector y la ciudadanía, que trabajó por el concurso de méritos. El resto son sus problemas, son sus decisiones y las críticas las tendrá que asumir».

Compartir el artículo

stats