Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos cuantos cabreos frustran el acuerdo de toda una coalición

Compromís acaba de sufrir en sus carnes los «peligros» de la democracia interna. Una decisión aprobada por el 64 % del Consell General no ha servido para la coalición. Se quedaron a cuatro votos de los dos tercios. Una minoría de descontentos del Bloc frustró el trabajo de de las direcciones de los tres partidos y «adheridos» para encajar expectativas dispares. Pero no solo el sector crítico del Bloc en Castelló votó en contra. También los jóvenes nacionalistas reclamaban unas primarias absolutamente abiertas. Compromís del Maestrat señalaba ayer que votó en contra porque el reglamento para las Corts se votaba por circunscripciones, y no a nivel autonómico. También la agrupación de Picanya, de donde es el secretario de Organización de Compromís y dirigente de Iniciativa, Xavi Rius. Aunque este defendió que se trató de un error de la delegada. Diego Gómez, cara visible de Gent de Compromís, un grupo organizado de independientes, se abstuvo. Reclamaba unas primarias más abiertas. Solo con que dos personas más hubieran votado (no fue a la reunión la mitad de integrantes), el reglamento hubiera sido aprobado.

Compartir el artículo

stats