Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | José Pascual Fortea

"Nadie se ha vendido, acabamos la guerra del agua y el Júcar no sale perdiendo"

"Que la Generalitat no se ponga medallas antes de elecciones. Sólo queremos que el conflicto finalice"

"Nadie se ha vendido, acabamos  la guerra del agua  y el Júcar no  sale perdiendo"

"Nadie se ha vendido, acabamos la guerra del agua y el Júcar no sale perdiendo"

La venta del agua de Alarcón parece inminente, explíquelo porque hay quien no entiende este mercadeo con el agua.

Yo no hablaría de venta, aquí lo que ha habido es un consenso de todos los presidentes de USUJ, se ha discutido, se ha hablado y se ha llegado a un acuerdo. Para que los de Alicante no digan que no somos solidarios y para que el enfrentamiento se cierre ya de una vez por todas; nosotros pasaríamos 12 hectómetros de Alarcón, siempre que nuestros regadíos en la Ribera Alta y la Baixa estén garantizados. Ponemos buena voluntad, pero ojo, ellos no pueden tener ningún derecho sobre Alarcón.

¿Cuánto dinero les han ofrecido? Llevaban diez años diciendo que no saldría ni una gota.

Si hemos cambiado es para ver si de una vez por todas puede haber un acuerdo, pero esto no es para siempre. Esos 12 hectómetros los tendrán cuando pueda ser, habrá años en que no será posible por la sequía, como ha ocurrido otras veces. Es muy parecido a la permuta que la Acequia Real y la de Escalona han hecho en el abastecimiento de la Ribera.

Insisto, mucho dinero será, si no, no hay forma de entenderlo.

No se ha hablado aún del precio que nos tienen que pagar. Son 12 hectómetros y se acabó. Nada más. Pero de gratis, nada. No se ha hablado ni por parte de ellos, ni por parte de nosotros. Yo no he hablado con Andrés Martínez [presidente de los Junta Central de Usuarios del Vinalopó, l'Alacantí y la Marina Baixa] nuestro interlocutor ha sido Juan Valero de Palma. Se ha negociado y la propuesta nuestra era para que vieran que había voluntad de acuerdo, aunque por ahí se diga que hemos vendido el agua.

Pero han vendido el agua, que usted decía que era de sus antepasados y por nada del mundo?

A mí no me ha gustado nunca vender agua, yo siempre he dicho que la quiero para que rieguen los comuneros. Nos la tienen que pagar y el año que venga sequía, no habrá posibilidad y tendrán que cogerla en Alicante de desaladoras, digan lo que digan. Si un año tenemos que tener restricciones de agua, no daremos nada. Pero sí, puedo decir que la negociación está en el buen camino.

¿Vamos que para que haga negocio Alicante, lo hacen ustedes?

No es una cuestión de negocio. Es que podría venir el Gobierno y por decreto, dársela; aunque iríamos a los tribunales? Y mira, nosotros sabemos el dinero que queremos pedir, que es menos de lo que deberíamos. Sólo queremos que vean que hay consenso entre nosotros, que somos unos caballeros. Ahora, de regalar, nada. Pero comprendo que los regantes del Júcar piensen que hemos cambiado de discurso.

Ustedes hablan de una solución «transitoria». Pero, la historia demuestra que lo transitorio en agua es para toda la vida.

No, no. (Eleva el tono de voz). Ellos no tienen ninguna concesión, ni ningún derecho. Y hay que decirlo bien, la Generalitat no tiene nada que ver en las concesiones de agua. Es un acuerdo entre USUJ y el Vinalopó, nadie se ha vendido y Alarcón es nuestro. No se puede hace nada si nosotros no estamos de acuerdo. Pero, la Generalitat quiere ponerse la medalla y más ahora que vienen elecciones. Y es lo que han hecho. Llegan y les dicen a los alcaldes del PP de la Ribera que saquen la historia de la presa de Montesa, que eso es de la pantanada y ni se ha hecho. Pero el PP de la Ribera lo lanza, porque el que no sale en la foto no va en las listas? pero es que es una mentira. La Generalitat ha mentido. No hace falta ser ingeniero y cualquier agricultor sabe que lo de Montesa no puede ser.

¿El acuerdo entre USUJ y Alicante se hace ahora para que la Generalitat se lleve el mérito de la paz en el conflicto del agua?

No, nosotros no hemos buscado el acuerdo antes de las elecciones, ni queremos hacernos una foto con la Generalitat, porque todos los presidentes de USUJ tenemos muchos comuneros, sólo en Sueca 6.600, y hay de todos los colores políticos y todas las clases. Sólo queremos que el enfrentamiento se acabe ya y para ello tienen que renunciar definitivamente a la toma de Cortes de Pallás.

Pues en Alicante lo primero que han dicho es que aceptan el agua de Alarcón, pero no renuncian a la de Cortes de Pallás.

Pero están transigiendo. Andrés Martínez en la Mesa del Agua ha aceptado los 12 hectómetros. Ellos llevaban años dando como hecho que ya mañana llegaba el agua y nunca llegaba, porque sus planteamientos no tenían base. El problema de Alicante es que han dado mucha cancha a la universidad, a Olcina, y aquellos han cogido aire y ahora no saben como pararlos, pero los que de verdad saben de agua en Alicante reconocen que la solución está en la Marquesa y en Alarcón. Los que sí necesitan agua son el Vinalopó Mitjà y esos hombres tienen derecho a funcionar y el agua para ellos es la de la Marquesa y están muy agradecidos. Por cierto un agua que el Cedex „organismo independiente„ dice que se puede potabilizar.

¿Ya le han pedido hacerse la foto del pacto, usted, el vicepresidente Císcar y Andrés Martínez brindando con agua de Alarcón? ¿La habrá antes de mayo?

Está claro que ellos buscan ahora cómo hacer la foto, darnos la mano y un abrazo, pero ojo. (Ríe) Con Císcar? Aquí en Valencia no lo quieren mucho, tendrán que buscarse la pataqueta en Alicante, él trabaja para Alicante y tiene que vivir de la política y según dicen quiere ser presidente de la diputación. Pero no puede usarnos a nosotros de moneda de cambio para quedar él bien allí.

Que USUJ ceda puede entenderse, pero que ceda Pepe Fortea, con lo que usted a llegado a decir de Fabra, de Camps, de Císcar. ¿Es una traición?

En USUJ hay seis presidentes. Y nadie pega la cabotà. Se discuten las cosas, los trapos sucios se lavan en casa, está Iberdrola, pero cuando hay un consenso de caballeros, no se rompe. Nosotros ya tenemos nuestra edad y somos de los que cuando damos la mano, eso se cumple y ya no se rompe.

Compartir el artículo

stats