El síndic de Compromís en las Corts, Enric Morera, exigió ayer «transparencia» a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (Ceps) tras revelarse que cobró 2,9 millones de euros por asesorar en Venezuela entre 2004 y 2012. Morera solicitó a la entidad, en la que han trabajado miembros de su coalición, de Podemos, del PSPV y de EUPV, que publique las listas de las personas que cobraron por realizar esos trabajos.

Este periódico contó ayer que la entidad con sede en Valencia percibió en ocho años 3,24 millones de dólares por su asesoramiento al Gobierno de Hugo Chávez. Entre esos trabajos se encuentran los viajes de los líderes de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, cuando colaboraron con el líder izquierdista fallecido. Otros políticos valencianos, como Isaura Navarro, también trabajaron para Ceps en estos cometidos, como ha contado Levante-EMV en diversos reportajes.

«Nos gustaría que hubiera mucha transparencia, también para evitar problemas como en el Ceps. Estaría bien que en la fundación actuara con mucha transparencia y que supiéramos cuáles son las personas que han hecho trabajos subvencionados desde Venezuela», explicó el síndic de Compromís. «Estamos en el inicio de una etapa muy importante. Se han dado informaciones y sería conveniente que publicaran la relación de personas que han recibido esas subvenciones», dijo Morera al tiempo que remachaba: «Es mucho dinero y supongo que va en consonancia con los trabajos que han realizado». Sobre si sugería una financiación a Podemos, Morera pidió «transparencia».