La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), sindicato mayoritario en el ámbito penitenciario, ha denunciado que la Dirección del Centro de Inserción Social (CIS) Torre Espioca de Picassent permite fumar a internas en un piso ocupado por niños menores de tres años.

El sindicato ha explicado en un comunicado que dependiente de ese CIS, mediante un convenio con la Conselleria de Bienestar Social, se creó en Valencia un piso en el que residen madres con niños menores de tres años a su cargo y mujeres que por diversas razones laborales o de integración familiar se considera más adecuado que permanezcan en el mismo, en lugar de en las dependencias físicas del CIS. La mayoría de esas mujeres y sus niños durante el día están fuera, y acuden a ese piso a dormir por la noche.

A pesar de la prohibición existente para fumar en dicho recinto, alguna de las internas allí alojadas continúa con el consumo de tabaco dentro de las dependencias, ha criticado Acaip. Las funcionarias de Instituciones Penitenciarias han elevado a la dirección del CIS varios informes «sin que se haya hecho nada al respecto».