La eurodiputada socialista Soledad Cabezón propondrá que la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo tramite en su reunión de abril la queja de Arca Ibérica, como medida de presión para prohibir la técnica de la fractura hidráulica o «fracking» en Castelló.

Así lo trasladó Cabezón „miembro de la Comisión de Peticiones„ a la delegación del PSPV de Castelló que se ha desplazado esta semana hasta el Parlamento Europeo. El hecho de que la empresa Montero Energy haya dividido en pequeños proyectos las autorizaciones para «intentar burlar los estrictos controles medioambientales», da consistencia a la queja, dijeron.