Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

Fomento pagará a Bilbao el soterramiento de vías que niega a Valencia

La ministra Ana Pastor asegura en Guipúzcoa que «después de pagar las deudas, ya se están destinando recursos para hacer obra nueva»

Fomento pagará a Bilbao el soterramiento de vías que niega a Valencia

Fomento pagará a Bilbao el soterramiento de vías que niega a Valencia

El Ministerio de Fomento ha echado el freno a los recortes en inversión, aunque no en todos los territorios por igual. Hace apenas un año, el departamento que dirige Ana Pastor se desentendía de los soterramientos ferroviarios aprobados en muchas ciudades de la geografía española y delega su financiación en los ayuntamientos y comunidades autónomas afectados. Así lo hizo constar en el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (Pitvi) 2012-2024, que salió a información pública en febrero marzo de 2014, y que dedicaba un apartado a la «integración urbana del ferrocarril» que echó un jarro de agua fría a las expectativas de Valencia de finalizar su red arterial ferroviaria (que incluye la operación Parque Central) o las de Alicante, que también tiene pendiente de ejecutar el soterramiento de las vías del ferrocarril.

Fomento consideraba en este documento que era « necesario replantear las integraciones de ferrocarril en las ciudades, dada la inviabilidad económica de llevar a cabo muchas de las soluciones planteadas». Así que, partiendo de la premisa de que «los soterramientos no son necesarios para garantizar un buen servicio ni la funcionalidad de la red ferroviaria» por lo que «las inversiones vinculadas a mejoras de integración como soterramientos, cubrimientos, viaductos, etc, son obras de carácter urbanístico por lo que deberán ser asumidas directamente por las administraciones locales y autonómicas, competentes en materia de urbanismo», dictaminaba Fomento hace justo un año.

Aunque la política de austeridad se ha disuelto como en azucarillo en año electoral para el País Vasco y Andalucía. Fomento anunciaba esta misma semana que iba a destinar 20 millones para garantizar la extensión de las Cercanías a Marbella y Estepona, para conectarlas con el AVE a Málaga. El anuncio del premio gordo en forma de inversión también viajaba hasta el País Vasco en enero y febrero, cuando la ministra Ana Pastor confirmaba que Fomento costearía el soterramieto de la alta velocidad a Bilbao y ratificaba que la «Y vasca», como se conoce al trazado del AVE en el País Vasco, «sería una realidad en 2019». Pastor admitió que se había decidido a dar una fecha para la conclusión de este proyecto «porque hay que dar certidumbre cuando ya está el presupuesto y hay dinero para hacer las cosas y en este momento, después de pagar todas las deudas que había, ya se están destinando los recursos a hacer obra nueva. Por lo tanto, si no hay ningún problema técnico, podemos asegurar que la "Y" vasca estará ya en funcionamiento y que los ciudadanos podrán moverse por ella en 2019», aseguró durante una visita a las obras de plataforma del sector «Kobate», en el nudo de Bergara (Guipúzcoa).

De rebote, también la localidad de Basauri (donde comenzará el soterramiento de la alta velocidad hacia Bilbao) también ha suscrito este año un convenio para soterrar la línea ferroviaria que atraviesa este municipio y cuya «financiación íntegra de los trabajos será soportada por el Ministerio de Fomento, que dispone de una partida presupuestaria exclusiva para esta actuación», según un comunicado oficial del departamento que dirige Ana Pastor.

El proyecto de soterramiento de la entrada de la alta velocidad a Bilbao guarda muchas similitudes con la operación Parque Central de Valencia, aplazada sine die por Fomento por motivos económicos. A parte de la entrada en túnel (un bitubo que separa los dos sentidos de circulación en el último tramo de entrada), también incluye una operación urbanística que destina 60.000 m2 a viviendas, otros 20.000 m2 a usos terciarios y oficinas, 15.000 m2 a equipamientos y 20.000 m2 a comerciales.

Una actuación que había sido descartada hace ya varios años por el elevado coste económico, pero que Fomento ha decidido rescatar del olvido en pleno año electoral. La ministra Pastor se comprometió a que los contratos para la redacción del proyecto del nuevo túnel entre Basauri y Cantalojas y la estación de Abando de Bilbao saldrían a concurso público durante este primer semestre. Y mientras, Valencia, ha de conformarse con la estación provisional Joaquín Sorolla y un jardín, mientras Fomento redimensiona el proyecto. Una propuesta lanzada en marzo de 2014, de la que nunca más se supo.

Compartir el artículo

stats