Los candidatos de IU y EUPV a la Presidencia del Gobierno y a la Generalitat, Alberto Garzón e Ignacio Blanco, respectivamente, darán «máxima prioridad» al cambio de modelo de financiación en la próxima legislatura para acabar «con la discriminación actual». Así lo aseguraron tras mantener en Valencia una reunión con Ismael Fernández, catedrático de Economía de la Universitat de València y miembro de la Comisión de Expertos de Financiación Autonómica nombrada por las Corts, para analizar el deficiente funcionamiento del actual modelo y sus repercusiones financieras para la Generalitat.

En esta reunión, celebrada el sábado con motivo de la presencia de Garzón en la ciudad, Fernández entregó a Garzón del informe de la Comisión de Expertos publicado en septiembre de 2013, que calcula una deuda histórica de más de 13.000 millones de euros por la acumulación de déficit de financiación de aproximadamente 1.000 millones al año desde la homogeneización de las competencias autonómicas en 2002. No obstante, a juicio de Blanco, «la discriminación de nuestro territorio viene de mucho antes y hunde sus raíces en el statu quo de la España post franquista».

Alberto Garzón, por su parte, manifestó que la construcción de un nuevo país «pasa también por redefinir desde cero un nuevo modelo de financiación que acabe con la discriminación actual y garantice la prestación de los servicios públicos fundamentales en condiciones de equidad».